Los pagos móviles rompen con las barreras del tiempo y el espacio, pero también se convierten en blanco para los estafadores cibernéticos.

 

El boom de la movilidad ha detonado el crecimiento de una gran diversidad de aplicaciones y servicios, y de otros que están a punto de conseguir una mayor adopción entre la población. Tal es el caso de los pagos de servicios financieros vía cualquier dispositivo móvil, permitiendo así efectuar transacciones más allá de las fronteras.

Los smartphones y las tabletas son parte medular en este crecimiento. La ITU (Unión Internacional de Telecomunicaciones) informa que aproximadamente el 90% de la población en países en desarrollo tiene teléfono móvil. Se espera que la venta de smartphones en México crezca 22% durante 2015 y alcance una penetración de 68%. En tanto, el número de tabletas vendidas aumentará 87% de manera anual, para finalizar el año con una penetración de 13% entre los mexicanos, de acuerdo con The Competitive Intelligence Unit (The CIU).

PUBLICIDAD

Aunado a esto, las compras online de bienes y servicios están incrementando conforme los consumidores migran de la utilización de la PC de escritorio o se convierten en usuarios de comercio electrónico por primera vez a través de su teléfono móvil o tableta. Como muestra de esta tendencia, un estudio de PayPal e Ipsos establece que 33% del total de las compras se efectuarán a través de dispositivos móviles en el 2015.

De ahí que las predicciones sobre los pagos móviles no se han hecho esperar. Un informe de Juniper Research calcula que los usuarios de dispositivos móviles realizarán 195,000 millones de transacciones móviles en 2019, frente a la cifra actual de 72,000 millones, cuyo crecimiento procederá, en su mayor parte, del sector de pagos NFC (Near Field Communication), donde tendrá mucho que ver el servicio Apple Pay de Apple y nuevos despliegues previstos por parte de la banca de soluciones basadas en tecnología de emulación de tarjeta (HCE).

El mayor aumento neto en cuanto a número de transacciones se producirá en el sector de productos digitales debido a la explosión de micropagos de compras integradas en aplicaciones o compras in-app, en áreas como juegos sociales. Este tipo de pagos permitirá la monetización de muchos contenidos digitales que podrían facturar directamente los operadores, en especial zonas geográfica con bajo nivel de bancarización.

Sin embargo, Blue Coat Systems advierte que los ciberdelincuentes aprovecharán cada oportunidad para explotar los sistemas de pago virtual, por lo que pronostica un aumento gradual de los ataques contra la plataforma Apple Pay y la tecnología de comunicación inalámbrica NFC, y hacia los monederos virtuales.

Ante estas amenazas, los usuarios mexicanos demandan una mayor seguridad en las transacciones en línea, así lo destaca una encuesta de Kaspersky Lab y B2B Internacional. Ésta señala que el 67% de los usuarios mexicanos utilizarían más a menudo los sistemas de pago en línea si se sintieran protegidos contra el fraude cibernético. Además, el 85% de los encuestados esperan que los bancos, los sistemas de pago en línea y las tiendas en línea protejan sus computadoras y dispositivos móviles contra el fraude financiero.

En sintesis, el crecimiento pronosticado a los pagos móviles estará garantizado si todos los participantes en el proceso se mantienen a salvo de los estafadores cibernéticos; además, esta tecnología representa una gran oportunidad para que usuarios sin acceso bancario se integren al ecosistema financiero.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @BlueCoat

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Soriana acuerda la compra de Comercial Mexicana
Por

Los formatos Fresko, City Market y Sumesa están fuera de la operación. El monto de la transacción es de 39,193 millones...