6 de cada 10 empresas energéticas considera que existen probabilidades de enfrentar hasta una “espiral fatal” por la falta de intermediarios, disrupciones tecnológicas y variaciones en el consumo, según un estudio de la consultora PwC.

 

El sector energético tendrá interés en los recursos renovables y tecnologías limpias  durante los próximos cinco años, pero estará lleno de riesgos,  así lo indicó un estudio de PricewaterhouseCoopers (PwC).

PUBLICIDAD

La importancia y atención a la sustentabilidad y energías limpias pasará de 61% a 81% en 2020.

El cuidado y abastecimiento de proveedores sigue siendo la prioridad más importante, según el documento. Esto se debe al cambio de enfoque hacia la sustentabilidad, por encima de la viabilidad financiera. Esta ‘mudanza’ de enfoque será mayor en América Latina, que pasará de 54% a 83%. En  Asia Pacífico será menor: de 55% a 66%.

No obstante, el reporte también reveló que las empresas productoras de electricidad alrededor del mundo están reportando una difícil transición. Consideran atender los riesgos inmediatos del sistema eléctrico, sin considerar las acciones orientadas a atender problemas de largo plazo, lo cual genera una preocupación generalizada.

“Creemos que los pronósticos de una “espiral fatal” para las compañías del sector de energía y servicios públicos son exagerados. Pero los peligros que enfrenta el sector se están intensificando y las empresas deberán anticiparse al cambio. El reto será realizar acciones oportunas para obtener el máximo provecho de las oportunidades de mercado de los antiguos sistemas y modelos de negocios, al mismo tiempo que se hace la transición a los nuevos modelos de negocios necesarios durante el periodo de transformación del sector”, dijo el líder global de energía en PwC, Norbert Schwieters.

La encuesta señaló que el sector comprende el desafío de los retos a los que se enfrenta, pero no sabe con exactitud cómo darles frente. Por ejemplo, en el caso cambio tecnológico, las empresas se están esforzando por responder eficazmente que los que han tenido éxito —38% versus 25%— y el resto se encuentra en medio de ambos porcentajes.

43% de los participantes de América del Norte y 35% de Europa dijeron que los modelos de negocios actuales de las empresas de energía ya no sirven y que la necesidad de cambiarlos es urgente.

La urgencia de cambiar los modelos de negocios parece ser menos en las demás regiones. 71% a nivel global aceptó que los modelos de negocios actuales no son sustentables, pero consideran que el cambio puede ser gradual.

Sin embargo, 58% consideró que existen algunas o muchas probabilidades de que el sector enfrente una espiral descendente o incluso fatal debido a la falta de intermediarios, las disrupciones tecnológicas y las conductas de los consumidores.

 

Difícil transición

Además de los principales riesgos de incertidumbre regulatoria y las dificultades para atraer inversiones, las empresas están en estado de alerta por los siguientes riesgos que comparte PwC:

  • Ataques cibernéticos sofisticados. 75% se preocupará por ellos en 2020, en comparación con 40% actual.
  • Disponibilidad y suministro de combustible. 77% espera que este sea un motivo de preocupación moderado-muy alto en 2020, en comparación con el 66% de 2015.
  • Apagones. 74% de las empresas se preocupará por ellos en 2020, en comparación con el 68% actual.
  • Emisiones contaminantes. 75% estará preocupado por este motivo en 2020, comparado con el 53% actual.

 

Siguientes artículos

Coca Cola-Arca
Renuncia del presidente de FIFA es positiva para el futbol: Coca-Cola
Por

La empresa refresquera respetó la decisión del aún presidente de FIFA, Joseph Blatter, sobre llamar a nuevas elecciones...