Hoy todo mundo habla del colesterol, pero ¿sabes que es el colesterol en realidad? ¿Los triglicéridos? ¿Será cierto que se “tapen” las venas? Averígualo aquí.

 

 

 

PUBLICIDAD

El colesterol, los triglicéridos, que se tapan las venas, que si suben por comer mucho…

Este tema se ha vuelto algo recurrente, probablemente lo hayas escuchado en el radio, ya hay comerciales en la tele que te dicen qué hacer para bajar las grasas en la sangre, bueno, hasta el señor taxista el otro día me contó sobre el colesterol de su mamá.

Pero, ¿sabes que es el colesterol en realidad? ¿Los triglicéridos? ¿Será cierto que se “tapen” las venas?

El colesterol y los triglicéridos son los lípidos más conocidos, porque hay muchos más, que tienen que ver con tu salud cardiovascular principalmente, y más cuando se salen de rangos adecuados.

Los lípidos son moléculas estructurales, es decir, que ayudan a dar “forma” a las células y a los tejidos de tu cuerpo. Y el colesterol y los triglicéridos, los obtenemos de los alimentos, y son súper necesarios para tener una salud óptima. Lo que ocurre con estos es que, si los consumimos en exceso o si el organismo los almacena en lugar de gastarlos, se pueden elevar en la sangre y provocar alteraciones metabólicas.

¿Te has realizado análisis de sangre últimamente? Si tus papás tienen los lípidos altos, o si tu dieta no es del todo adecuada, o si acostumbras hacer poco o nada de ejercicio, estaría bien que te los checaras, ya que todos estos son factores de riesgo para que se te suban y mejor revisarlos, antes de que te den un susto.

En México, las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte, y sin ánimos de asustarte, más gente de la que crees, tiene los lípidos alterados, pero… No se siente.

Ese es el problema. Puedes tener el colesterol alto, los triglicéridos en el cielo y probablemente no sientas nada de dolor ni algún otro síntoma. Y de pronto, si se combinan con falta de ejercicio, tabaco, y un poco de herencia, dan sustos que te pueden llevar al hospital en una condición grave.

Una de las principales causas de exceso en estos lípidos puede ser tu dieta.

El colesterol  es una sustancia importante para la vida y aunque la podemos sintetizar, mucha cantidad proviene principalmente de los alimentos de origen animal, es decir, que no es esencial que lo comamos. Los alimentos que más lo contienen son los sesos, las vísceras, el huevo, las carnes, entre otros.  Si te llegas a exceder en el consumo de estos alimentos, y además no lo utilizas, es decir, no haces ejercicio, estas moléculas se precipitan, o sea, se “caen” a las paredes de las arterias, y ahí es cuando pueden formar “tapones”. Imagínate un bache en una avenida, si cae un auto y llega otro y otro y se hace una carambola, eventualmente la circulación se detendrá. Igual en las arterias. Si se forma una placa y no circula bien la sangre, puede ocurrir un momento en que la sangre no pase bien, y más si se trata de una arteria delgadita, como las que nutren al corazón. Y ahí, es cuando hay un infarto.

Los triglicéridos son las grasas que más consumimos, y son los que más se almacenan en el organismo, y si comes más de lo que necesitas y de lo que gastas, se acumulan en forma de grasa, o sea, de “lonjita”, y si sigue esto, puede llegar a haber una obesidad peligrosa para la salud.

Así que, ahora ya sabes un poquito más de estas grasas.

Te sugiero que te revises los niveles, mejor ahorita que puedas cambiar hábitos, o mejorarlos con medicamentos. De cualquier manera, lo que sea es mejor, que un infarto… ¿no?

¡Nos leemos pronto!

 

 

Contacto:

Twitter: @marsimar

Email: [email protected]

 

 

 

*Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

¿Cómo participan los bancos en el Buen Fin?
Por

Conoce las ofertas de los principales bancos para este fin de semana de compras. Meses sin intereses, sorteos y mecanism...