Los mercados muestran un impacto negativo a nivel global, y el gobierno federal recortó ya 124,000 millones de pesos al gasto público en México. Pese al panorama adverso, hay algunos sectores que tendrán ventajas por la caída en el precio del petróleo… ¿Quiénes serán los ganadores?

 

La caída en el precio del petróleo en los últimos meses ha generado incertidumbre a nivel global. En el plano local, el gobierno podría enfrentarse a un faltante en finanzas públicas equivalente al 1.5% del PIB por la reducción de ingresos asociados al petróleo, según datos de Moody’s Analytics.

Sin embargo, el descenso de las cotizaciones petroleras también permitirá un repunte de algunos sectores que tendrán ventajas ante de la caída en el precio del petróleo, coinciden analistas consultados por Forbes México.

PUBLICIDAD

Por principio, los especialistas coinciden en que la caída de 62% en el precio la mezcla mexicana no significa que bajará el precio de la gasolina a corto plazo; más bien, las implicaciones positivas se asocian a la importación, turismo y mercados financieros.

“Con México vemos un efecto de doble naturaleza”,  afirma Leticia Armenta Fraire, directora del Centro de Análisis Económico del Tecnológico de Monterrey Campus Ciudad de México.

Del 19 de junio de 2014 al 20 de enero de 2015, el barril Brent, la variedad de referencia en Europa, cayó 59.4%; el West Texas Intermediate (WTI), el crudo de referencia en Estados Unidos, reportó un declive de 56.4%, y la mezcla mexicana 62%, la segunda caída más fuerte después de la crisis de 2008-2009.

A inicios de año, el Banco Mundial (BM) anunció en su informe sobre perspectivas económicas mundiales que los precios del petróleo se mantendrán a la baja en 2015 y durante 2016 registrarán un incremento marginal, lo cual tendrá impacto en las inversiones petroleras.

Los bajos precios del petróleo también tendrán una influencia positiva en algunos sectores:

 

Primer ganador: aerolíneas y turistas

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, por sus siglas en inglés) prevé que la caída en los precios del petróleo beneficie a las aerolíneas.

Esto no se reflejará precisamente en el precio de los boletos de avión, pues aunque se prevé una reducción de 5.1% en las tarifas a finales de 2015, son los impuestos y pagos aeroportuarios los que determinan el mayor componente en el precio al usuario.

Por otro lado, de acuerdo con cifras del Banco de México, de enero a octubre de 2014 el país registró 13,134 millones de dólares provenientes de divisas del turismo internacional, monto que representó un crecimiento de 16.7%, en contraste con el mismo periodo de 2013.

Al respecto, los especialistas comparten que esta cifra irá en aumento, gracias a que al no pagar altos precios de combustibles en sus países de origen, en especial los turistas estadounidenses, aumenta su poder adquisitivo, lo que motiva el turismo.

 

Segundo ganador: baja inflación

Al cierre de 2014, la inflación en México se desaceleró impulsada por las reducciones en los precios de servicios de telefonía móvil y alimentos como chile serrano y cebolla, según datos divulgados por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

“A largo plazo, los productores mexicanos serán los primeros a los que beneficiará la caída en los precios del petróleo, debido a que pagarán insumos más económicos por productos derivados del petróleo, y este impacto positivo lo trasladarán a los consumidores”, dice Raymundo Tenorio, director de las carreras de Economía de la Escuela de Negocios del Tecnológico de Monterrey Campus Santa Fe.

A inicios de enero, Banxico anunció que para este año prevé una inflación de 3%, en momentos en que espera un crecimiento económico de entre 3 y 4% del Producto Interno Bruto (PIB).

Asimismo, Armenta Fraire comparte: “Sin duda, una disminución en el precio de las gasolinas en la zona fronteriza, el gas doméstico y las tarifas de electricidad serán algunos de los factores que ayudarán a llegar a la meta de inflación para este año.”

 

Tercer ganador: accionistas de compañías de energía

Las acciones de compañías de energía en los principales índices en los mercados reportan una baja. Puede ser un buen momento para pensar en qué empresas pueden ofrecer un panorama de recuperación e invertir en ellas.

El portal Investors place explica que no todas las compañías cuya acción ha caído corresponden precisamente a la industria petrolera. Por eso afirma que los inversionistas deben evaluar qué compañías apuestan por otro tipo de energía, como el gas natural o los proyectos de energía renovable, pues son esas las firmas con más posibilidad de ver una recuperación en los precios de la acción.

Leticia Armenta advierte que los inversionistas corporativos también tendrán oportunidades.

“Sin duda –explica–, es un buen momento para que los inversionistas privados que consumen productos derivados del petróleo entren al juego, pues con esta caída, las acciones se han abaratado, lo que facilita el acceso a la industria.”

 

Cuarto ganador: compradores de gasolina… dentro de 12 años

La entrada de empresas nacionales e internacionales en el sector energético podría ayudar a que el precio de la gasolina baje a largo plazo, prevé Raymundo Tenorio.

“Si hablamos de un plazo a 12 años es posible que el precio del petróleo bajo pueda ayudar a reducir los costos de la gasolina en México, pero si hablamos de un periodo a cinco años, no, debido a que la fijación de precios del combustible está en manos del gobierno federal. En el momento en que las empresas nacionales o extranjeras de capital privado comiencen a distribuir gasolina o invertir en refinerías en México se podrá ver un descenso en los precios de la gasolina”, dice el directivo del Tecnológico de Monterrey.

En este sentido, Armenta comparte que una mayor oferta a los consumidores ayudaría a liberar a las empresas de la dependencia de Petróleos Mexicanos (Pemex), lo que haría los precios más competitivos.

“La entrada de nuevos actores en el mercado mexicano que no dependan de gasolina producida por Pemex, sino que generen su propio combustible, abriría al mercado mexicano a la competencia y a largo plazo podríamos experimentar un precio de la gasolina más justo para los mexicanos”, pronostica la directiva.

 

Siguientes artículos

Inteligencia empresarial: dale vida a la información
Por

Una vez procesados los datos y convertidos en información, hay que convertir ésta en conocimiento. Ahí está la clave del...