La aprobación de la ley federal en telecomunicaciones intenta abrir un juego de competencia para las empresas. ¿Quién gana o pierde? Descúbrelo en el tablero de serpientes y escaleras de Forbes.

 

El juego ha comenzado para las compañías de Carlos Slim, Emilio Azcárraga, Ricardo Salinas y otros empresarios. La aprobación de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, así como la reforma en dicho sector, han puesto las reglas que definirán cómo empezará cada uno. Los intereses de las empresas se verán perjudicados o favorecidos, en algunos casos.

Semejante a un tablero del popular juego de serpientes y escaleras, un movimiento en el mercado de Telecomunicaciones (Telecom) puede llevar a cualquier jugador a subir o caer estrepitosamente.

PUBLICIDAD

En marzo pasado, América Móvil y Televisa fueron declarados agentes económicos preponderantes, lo cual indica que en sus sectores ocupan más del 50% del mercado, hecho que obliga a las dos empresas a cumplir con medidas asimétricas aplicadas por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) a partir de la reforma en el sector, como es el caso del préstamo de su infraestructura.

“La construcción de este nuevo paquete normativo representa la suma de esfuerzos enfocados en reconfigurar un sector que se ha caracterizado reiteradamente por exhibir una elevada concentración en toda su operación, es decir, en telefonía fija y móvil, banda ancha (fija y móvil) y televisión restringida”, asegura en un análisis Ernesto Piedras, director general de la consultora The Competitive Inteligence Unit (CIU).

Las nuevas reglas del juego pueden dinamizar el mercado, aunque empresas como América Móvil comienzan a hacer jugadas que los pueden llevar a continuar creciendo y conquistando nuevos negocios, como el de la televisión de paga.

Usuarios y empresas con menor participación de mercado pueden beneficiarse de los cambios, pero nada está dicho hasta que las empresas concluyan su tablero.

Conoce a los ganadores y perdedores que disputan su futuro.

 

 

El juego de Slim

La declaratoria de preponderancia con la que fueron designadas las empresas de telecomunicaciones de Carlos Slim representó una fuerte caída para la empresa, al ser sometida a las medidas asimétricas del regulador.

Carlos Slim controla alrededor de 70% del mercado de telefonía fija y móvil en el país, mientras que Emilio Azcárraga cuenta con el mismo porcentaje dentro de la televisión abierta, según datos del regulador.

El primero de abril pasado, la empresa informó sobre los juicios de amparo promovidos por sus subsidiarias Teléfonos de México (Telmex), Radio Móvil Dipsa, Grupo Carso y Grupo Financiero Inbursa.

Al cierre de 2013, la compañía del hombre más rico del mundo, según la lista de Forbes, contaba con 269.9 millones de suscriptores celulares y 69.4 millones de unidades generadoras de ingresos en la región de las Américas.

“América Móvil y Televisa tenían más un sesgo negativo que positivo de esta reforma por la participación de mercado que tienen, y que las ha llevado a ser declaradas agentes económicos preponderantes, hecho que las obliga a cumplir medidas asimétricas para incentivar la competencia”, asegura Andrés Audiffred Alvarado, analista de Grupo Financiero Ve por Más.

Sin embargo, mientras la Cámara de Diputados se preparaba para aprobar las leyes secundarias de la reforma en Telecom hace 9 días, América Móvil anunció la desincorporación de activos, con lo que busca modificar su carácter de preponderante y así evitar las medidas asimétricas que le han sido impuestas.

Al dejar atrás la preponderancia, la empresa de Slim podría meterse en la competencia por la TV de paga y, si los tiempos del regulador se lo permiten, promover un cambio en su título de concesión que pudiera abrirle un espacio en la competencia por las dos cadenas de televisión abierta que licitará el Estado mexicano.

“Todavía no es muy claro el panorama de lo que sucederá alrededor de empresas como América Móvil, pero lo importante será observar quién será el nuevo jugador de las telecomunicaciones que pudieran entrar al mercado”, dice en entrevista Miguel Flores Bernés, ex comisionado de la Comisión Federal de Competencia (CFC).

 

La apuesta de Azcárraga

La reforma en Telecom no trajo buenas noticias para Grupo Televisa. En marzo pasado, la empresa de Emilio Azcárraga fue declarada preponderante por el IFT, con lo que la empresa se ve obligada a permitir el uso de su infraestructura a otros jugadores, de acuerdo con las medidas asimétricas que fijó el regulador.

Otro duro golpe para la empresa es que no puede contratar contenidos exclusivos para la TV abierta: otra medida asimétrica impuesta por el IFT.

Pero no todo fue malo para el heredero de ‘El Tigre’. Al no ser declarada preponderante en el terreno de la televisión de paga, Azcárraga puede subir la escalera en a la competencia con su compañía Sky.

La Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión permite a las empresas realizar concentraciones sin la necesidad de contar con el visto bueno del IFT.

La alianza entre AT&T y DirecTV es una apuesta que se encuentra en espera para el corporativo de Televisa, opción que Alfonso de Angoitia, vicepresidente de la televisora, consideró para avanzar en la TV de paga, de acuerdo con lo dicho en su última conferencia con analistas, después de dar a conocer los resultados del segundo trimestre de 2014.

“Yo creo que la compañía va a seguir creciendo”, asegura Audiffred Alvarado, de Ve Por Más.

En este segundo trimestre del año, el crecimiento de Televisa en términos generales fue del 7%, el cual se explica por el buen desempeño de Sky, que creció 8.3%, así como por el segmento de cable y telecomunicaciones, que se incrementó 14.7%.

Mientras, la otra apuesta de la televisora será crecer en el mercado de la telefonía móvil de la mano de Iusacell, empresa de Ricardo Salinas Pliego, con la que Televisa mantiene una alianza desde julio de 2012, cuando la extinta Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) aprobó su unión comercial.

 

Un jugador silencioso

Grupo Salinas ha sido testigo del juego que protagonizan Grupo Televisa y América Móvil, pero eso no niega los beneficios que derivan de la declaración de preponderancia de estos jugadores y la aplicación de medidas asimétricas.

Ante la imposibilidad de los preponderantes en la adquisición de ciertos contenidos, se abre una oportunidad en el camino de Ricardo Salinas Pliego. “Azteca será la única compañía que pueda adquirir contenidos exclusivos en México”, explica Andrés Audiffred.

Asimismo, el analista del grupo financiero espera que el empresario mexicano impulse la oferta de Iusacell, una apuesta compartida con Televisa, su socio comercial en la operadora de telefonía móvil.

El analista no descarta que Salinas empuje la oferta de Totalplay, servicio de cuádruple play que integra los servicios de telefonía fija y móvil, internet, televisión, así como videos ‘On Demand’.

 

Pequeños gigantes

Telefónica Movistar, Axtel, Iusacell, Nextel y Virgin Mobile son algunas de las empresas operadoras en el mercado de la telefonía móvil que están invitadas a crecer con las nuevas reglas del juego.

Las compañías que conforman el 30% que no tiene Carlos Slim pueden ir por mayor participación del mercado, aunque no sólo requieren los mecanismos legales en este propósito, sino también inversiones.

“Las empresas también deben hacer un esfuerzo por invertir y pelear por el mercado, para que salgan en la zona de confort en la que ingresaron hace muchos años. Este es el momento de dinamizar el mercado, aunque seguramente veremos algunas concentraciones en las más pequeñas”, explica Flores Bernés.

El especialista en temas de competencia argumenta que la única forma de ganar mercado es bajando precios al usuario final y ofreciendo más opciones a los consumidores.

Los beneficios derivados de la reforma comienzan a ser notorios para algunos jugadores que mejoran los costos de su operación. “Hay medidas asimétricas que ya han mostrado beneficios para empresas como Maxcom, en donde la interconexión se ha visto reducida de manera importante, lo que les reduce costos y mayores márgenes de ganancia”, dice Audiffred.

 

La meta del juego

El consumidor se encuentra en la meta final del juego. Tanto las empresas como el gobierno saben que alcanzarlo con la reforma es el objetivo.

Los usuarios podrán ver derivada de las leyes secundarias y la reforma  en Telecom que los cargos por llamadas de larga distancia se eliminarán, evitarán el pago por consultas de saldo, bonificaciones por fallas en el servicio, desbloqueo en equipos y cambio de operador en menos de 24 horas.

“Yo veo beneficios de corto, mediano y largo plazo para el consumidor”, dice el analista de Ve por Más.

Aunque el especialista también reconoce que todo está visto de forma teórica, mientras que los beneficios deberán ser aterrizados por empresas, gobierno y el regulador.

Flores Bernés sabe que este juego de serpientes y escaleras aún no termina y los jugadores preparan sus mejor movimientos en el mercado de Telecom. “Apenas estamos viendo el comienzo de esta historia y hay que estar atentos a la emisión de disposiciones reglamentarias del IFT y de criterios. Esto apenas inicia”.

 

 

Siguientes artículos

Los planes de Alsea para The Cheesecake Factory en México
Por

En febrero de 2013, la empresa mexicana alcanzó un acuerdo para operar y desarrollar de forma exclusiva las sucursales e...