La Condusef afirma que la mayor parte de cargos no reconocidos son reembolsados a los usuarios, sin embargo, el impacto de una transacción fraudulenta no recae en los bancos.

 

 

 

PUBLICIDAD

Una empresa pequeña de e-Commerce puede ver mermado el 10% de sus ingresos por cargos no reconocidos, incluso, tener alguna vulnerabilidad en la seguridad de sus mecanismos de pago y puede hacer que al posicionamiento sea aún más intrincado.

“Las pérdidas por cargos no reconocidos pueden convertirse en un problema serio. Por un lado, las reglas son claras: si hay un cargo no reconocido, el banco reembolsa al cliente y nosotros reembolsamos al banco. No hay manera que los sitios de e-commerce defendamos que la venta se realizó de manera segura. Por el otro, invariablemente se debe invertir en mecanismos de seguridad”, explica Mario Reynoso, director general de Gaudena.com, un sitio de compras en línea principalmente enfocado en zapatos y accesorios.

El directivo detalla que en el caso de Gaudena, que cuenta con un catálogo de 8,000 artículos y más de 100,000 usuarios, la firma ve mermado entre el 1 y 3% de sus ingresos mensuales en reembolso por cargos no reconocidos.

“Son varias las empresas de seguridad con las que trabajamos y, aun así, el margen de pérdida que tenemos es aceptable porque puede alcanzar hasta el 10% de los ingresos. Para una empresa que va iniciando en el terreno de e-commerce el no contemplar estas pérdidas en el modelo de negocios o que resulten mayores por falta de mecanismos de seguridad puede amenazar la supervivencia”, advierte Reynoso.

En México, el 80% de las empresas son Pymes, pero estos negocios sólo representan el 20% de las ventas por Internet, que según la Asociación Mexicana de Internet (Amipci) equivalen a más 46,700 millones de pesos, con un crecimiento de 20% anual.

 

¿Potencial en riesgo?

En el país, la bancarización de las Pequeñas y Medianas empresas crece a un ritmo de un 8% anual, según cifras de Visa. El 21% de los pagos se realizan con tarjeta de crédito o transferencia electrónica, mucho tiene que ver con el nivel de educación de los emprendedores, pero en opinión de Mario Reynoso, es importante que exista una mejor regulación para el proceso de cargos no reconocidos pues pueden convertirse en una amenaza.

“Las empresas de e-commerce deben desarrollar sistemas neurales independientes a los que brindan las firmas de seguridad y los bancos, estudiar el comportamiento de compra de cada usuario e identificar los perfiles de compradores ‘sospechosos’ esto, además de ser costoso, puede ocasionar la discriminación de usuarios debido a errores aritméticos de sistemas”, afirma.

Entre 2007 y 2011 se reportaron ante la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los usuarios de Servicios Financieros (Condusef) 119,000 transacciones asociadas con fraudes en tarjetas de crédito, 5,250 de ellas, en transferencias electrónicas.

Para 2012, la Condusef señala que de 4.2 millones de reclamaciones, 58% son por cargos no reconocidos (2,4 millones), que implicaron reembolsos por 5,711 millones de pesos, de los cuales, una gran parte son absorbidos por los negocios donde se realiza el consumo.

“Sabemos que muchas de las transacciones reportadas como cargos no reconocidos tienen que ver con fraude, robo de datos por Internet que generan transacciones, analizaremos para determinar si es correcto el nivel de seguridad y los mecanismos con los cuales se realizan estas transacciones”, explicó Mario Di Costanzo, presidente de la Condusef.

Para Mario Reynoso, el siguiente paso en la agenda emprendedora de e-commerce es buscar nueva regulación.

“El costo de las empresas de e-commerce en seguridad podría ser aún más elevado que el de los negocios en físico. Hay mucho trabajo por hacer en materia de regulación porque si bien los sistemas de seguridad electrónica se vuelven más sofisticados, los defraudadores también evolucionan sus técnicas. La seguridad puede convertirse en un riesgo grave para el emprendimiento digital”, advierte.

 

Siguientes artículos

Emprendedores desconfían del fondeo colectivo
Por

¿Qué piensan los mexicanos del fondeo colectivo y cómo han respondido a esta nueva opción de financiamiento?  ...