Los diputados asignaron 400 mdp para las Escuelas Normales Rurales y redistribuyeron 65,833 mdp para infraestructura en estados y municipios.

 

 

Los ramos de educación pública, salud y comunicaciones y transportes resultaron los más beneficiados en la aprobación del Presupuesto de Egresos 2015. Además, los legisladores reasignaron más de 65,000 millones de pesos (mdp) a proyectos de infraestructura para estados y municipios, recursos que no están bajo supervisión y se prestan al pago de favores políticos, denunciaron esp

PUBLICIDAD

La Cámara de Diputados aprobó la noche del jueves el Presupuesto de Egresos 2015, que contempla un gasto de 4.69 billones de pesos (bdp), 1.6% más que lo aprobado en el ejercicio de 2014.

Pese a que en la Ley de Ingresos se redujo el estimado del precio de barril de petróleo, de 83 a 79 dólares, los egresos  aprobados son mayores en 18,440 millones de pesos (mdd) que lo propuesto por el Ejecutivo.

Las dependencias que recibirán mayores recursos serán la Secretaría de Educación Pública (SEP), con 305,057 mdp; Salud, con 134,847 mdp; Comunicaciones y Transportes con 126,146 mdp y Desarrollo Social con 114,504 mdp.

Estas secretarías recibirán incrementos del 4.2%, 3.5%, 6.0% y 2.9%, respectivamente, con respecto a lo destinado en 2014, de acuerdo con un comunicado emitido por la Cámara de Diputados.

Por otro lado, destaca una partida de 400 millones de pesos (mdp) para el Programa de Apoyo para Escuelas Normales Rurales, luego de la desaparición de 43 estudiantes de la Normal de Ayotzinapa a manos de un grupo criminal.

Además de estos recursos reasignados, la Cámara baja redistribuyó también 65,833 mdp, “orientados, principalmente, a inversión para infraestructura carretera, proyectos de desarrollo regional en estados y municipios, infraestructura para las normales rurales del país, así como a programas sociales en beneficio de la población”.

Especialistas en políticas públicas criticaron el pasado 11 de noviembre durante la presentación de un estudio que cerca del 90% del Presupuesto de Egresos de la Federación, que incluye gasto corriente, salarios, pensiones, transferencias y deuda pública, no es revisado por la Cámara de Diputados, lo que equivale al Ejecutivo entregarle un “cheque en blanco”.

El 10% restante, dijo Luis Carlos Ugalde, ex consejero presidente del extinto Instituto Federal Electoral (IFE) y coordinador del estudio, se modifica por el Congreso para dar recursos a estados y municipios con propósitos políticos.

 

Siguientes artículos

Empresas mexicanas, perdidas en Big Data
Por

Sí, estos días el concepto se escucha por todos lados, pero aunque lo conocen, 63% de los negocios en México no tienen i...