El ebanking es especialmente popular entre los millennials, que han crecido con internet, smarthphones y redes sociales, pero ¿cómo desean que sea su interacción con los bancos?

 

Por Arta Sylejmani

El canal móvil es la clave para todas las industrias, sobre todo debido a las estadísticas que dicen que en cinco años va a haber más de 10,000 millones de dispositivos móviles y conexiones. Pero, ¿qué significa eso para las instituciones financieras?

PUBLICIDAD

Las recientes investigaciones demuestran que el uso de dispositivos móviles para la banca está creciendo exponencialmente a nivel mundial. Según la Oficina de Estadísticas Nacionales del Reino Unido, uno de cada cinco adultos ha realizado pagos a través del teléfono móvil y 25% de ellos ha utilizado este dispositivo para revisar su saldo bancario. Al otro lado del Atlántico, el 33% de todos los usuarios ha utilizado la banca móvil en los últimos 12 meses, un porcentaje mayor al 28% del año anterior. Si bien estas cifras son interesantes, aún no consideran cómo pueden transformarse las demandas en la próxima década, a medida que la primera generación de nativos digitales se convierta en los adultos dominantes en la población mundial. Esta generación no está tan interesada en lo que los bancos tengan para ofrecer. Así que pensamos que valdría la pena analizar esto con más profundidad para ayudar a los bancos a resolver los problemas actuales y a prepararse para el futuro.

Para ello entrevistamos a 1,184 nativos digitales de entre 16 y 24 años de edad de todas partes del mundo, a fin de saber exactamente qué tan rápido —y con cuánta pasión— han llegado a considerar la importancia y la seguridad de la oferta de los servicios móviles que les ofrecen sus bancos, y utilizamos esto como la base de nuestro nuevo informe sobre la generación del ebanking, un estudio internacional sobre la actitud de los jóvenes frente a los servicios de la banca en línea.

El informe abarca varias áreas clave:

  • La adopción de los teléfonos inteligentes y de las tabletas electrónicas.
  • Los hábitos bancarios.
  • La confianza y la seguridad.
  • La calidad del servicio.

Además analiza lo que las instituciones financieras pueden aprender tanto en términos de retención de clientes como de crecimiento, y proporciona recomendaciones claras para satisfacer a esta importante audiencia.

La investigación desarrollada por Gemalto en Brasil, México, EU, el Reino Unido y Singapur muestra que la banca móvil es especialmente popular entre los jóvenes de 16 a 24 años de edad, y revela que más de tres de cada cinco jóvenes utilizan aplicaciones de banca móvil, mientras que más del 25% nunca visita una sucursal bancaria. Esos jóvenes están usando aplicaciones bancarias para una amplia gama de tareas, pero principalmente para hacer transferencias de dinero y para pagar las facturas domésticas.

 

La generación de la banca móvil

Arta-imagOK

Más sobre ebanking.

Conforme se acelera la popularidad de los teléfonos y las tabletas se revoluciona la forma en que utilizamos la banca. La banca móvil es especialmente popular entre la Generación Y, aquellos que han crecido con internet, smarthphones y redes sociales, quienes desean que la interacción con sus bancos sea más simple y fácil.

La Generación Y ha crecido utilizando aplicaciones esperando que sean fáciles de usar, que mejoren su vida digital y, desde un aspecto más superficial, que la interfaz del usuario y el diseño sean atractivos. Esas expectativas no se generan sólo en torno de los servicios de entretenimiento y de mensajería. Tienen el mismo alto nivel de expectativas para todas las aplicaciones, incluso para las de sus bancos.

Sin embargo, dicho grupo también se toma en serio la seguridad. Cerca de dos terceras partes de los usuarios tienen inquietudes acerca del uso de los dispositivos portátiles para la banca, y casi la mitad afirma que cambiaría de banco si sintiera que la seguridad que recibe no es la apropiada. No obstante, resulta sorprendente que no apliquen la misma conciencia de seguridad más allá de sus finanzas en línea, ya que casi la mitad de los jóvenes utiliza sin problema las redes públicas de Wi-Fi sin protección para realizar transacciones bancarias.

En respuesta, los bancos continúan mejorando la seguridad y han reconocido la importancia de estos factores. La demanda de los usuarios por obtener servicios y productos de calidad obliga a los bancos a innovar y optimizar la manera en que se relacionan con sus clientes para mantener su fidelidad e incrementar el número de usuarios de la banca móvil.

 

Arta Sylejmani, del sector de Servicios Financieros.
Este contenido es una traducción del artículo “Who is the future of banking? Gemalto generation mbanking report”, de Gemalto.

Citas:
Meet Generation Mbanking, pág. Quickfire connectivity. Gemalto The Review, Issue 1, 2015.
Who is the future of banking? Gemalto generation mbanking report. Gemalto Blogs (2015).

La terminología de este artículo es una traducción y, bajo ninguna circunstancia, debe ser considerada oficial. La versión original del artículo en inglés es la única autorizada que debe prevalecer en caso de discrepancias con la traducción.

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Reimaginar la tecnología, el siguiente paso en la innovación
Por

Margo Georgiadis, presidenta para las Américas de la empresa de Mountain View, habla de una nueva tendencia: dar un paso...