El Colegio Nacional de Notariado Mexicano define el patrimonio como el conjunto de todos los bienes muebles, inmuebles, vehículos, derechos y demás que tienes y has adquirido para ti y tu familia. 

Todo patrimonio es difícil de adquirir, por lo que no solo necesitas conservarlo, sino asegurarte de que está seguro, es decir, que tengas la seguridad jurídica de que todo lo que tienes está legalmente en orden.

Tu patrimonio propio incluye la casa donde vives, tu vehículo, el de tu cónyuge, más otros bienes y derechos que has adquirido para ti y tu familia, ya sea tu cónyuge o tus hijos. Esos bienes, sobre todo inmuebles, pueden estar a nombre tuyo o de tu cónyuge o de ambos, dependiendo de si estás casado y bajo qué régimen contrajiste matrimonio.

Te sugerimos leer: ¿Cuánto cobra un notario por escriturar una casa?

Los notarios a menudo ven casos en los que, a pesar de tener la escritura de un inmueble, ya sea una casa, lote o terreno, las personas no pueden venderlo o pedir prestado dinero usándolo como prenda, pues está a nombre de su padre o madre que ya murió o simplemente no escrituró la propiedad al adquirirlo.

¿Es suficiente firmar un papel en el que prometo comprar o vender un inmueble?

Si crees que con solo firmar un contrato donde prometes comprar y el otro promete vender un inmueble es suficiente, ten cuidado, pues tu patrimonio puede estar en riesgo. 

Es necesario contar con una escritura notarial que te dé la seguridad jurídica de que lo que estás comprando:

• no está gravado o embargado, o que ese inmueble pueda llegar a serle embargado a quien te lo vende antes de que te lo escriture, o

• que muera el que te vendió el inmueble antes de escriturarlo, en ese caso tendrás que ver lo procedente con sus herederos, o

• simplemente si ese inmueble no tiene problema alguno para inscribir la escritura en las oficinas registrales que te garantizan que ese inmueble es de quien te lo vende y será tuyo con la compraventa.

Para no caer en un fraude inmobiliario haz lo siguiente: 

Antes de la compra: 

• Busca la asesoría de un notario de tu confianza

• Revisa que la propiedad esté libre de gravámenes

• Comprueba que la propiedad no tenga hipoteca

• Asegúrate de que tu asesor inmobiliario sea auténtico y confiable

• Asegúrate de la identidad del vendedor y de que sea el dueño

• Ten cuidado con la adquisición de terrenos vacíos, ya que son los favoritos de los defraudadores

• Comprueba el estado real del inmueble visitándolo

Durante la compraventa: 

• Escritura la propiedad lo antes posible, de preferencia al hacer el pago

• Utiliza formas de pago seguras

Después de la compraventa: 

• Ocupa el terreno o el inmueble 

Si eres el comprador de un terreno, esto es lo que tienes que hacer para garantizar la seguridad jurídica de un terreno:

• Revisa que el uso de suelo sea viable con tus planes y proyectos, analiza detalladamente la normatividad del uso de suelo

• Haz todos los pagos con cheques para abono en cuenta o transferencias conservando originales y copias que acrediten estos movimientos. 

Por último, no te dejes engañar. Las y los notarios no solicitan información personal ni pagos por teléfono si no has solicitado algún trámite. 

Puedes consultar el directorio de notarios públicos del país aquí. 

En cada estado hay una ley que protege tu patrimonio y garantiza que sea respetado y nadie pueda quitártelo en contra tu voluntad. Los notarios te asesoran para saber en qué casos está protegido tu patrimonio o qué trámites debes realizar para hacerlo.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

 

Siguientes artículos

5 lecciones maestras sobre el Buró de Crédito
Por

¡Qué más hubieramos querido que aprender de esto en la escuela! Como quizá no fue así, te damos estos tips sobre el Buró...