He conocido personas de negocios que nunca dejan de ganar dinero. Y he conocido personas que tienen un negocio que nunca dejan de ganar dinero. No es lo mismo y no es igual.

¿En qué lugar estás parado tú? ¿Qué quieres y qué te hace falta para consolidar uno u otro perfil? Porque tener un negocio y hacer negocios son dos cosas muy distintas.

 

Respóndete:

PUBLICIDAD

— ¿Tienes un negocio o haces negocios?

— ¿Sabes hacer que tu negocio funcione para ti, o haces que los negocios de otras personas funcionen para ellos y también para ti?

— ¿Intentas hacer un negocio y sólo un negocio, o reconoces y capitalizas las oportunidades de negocios de terceras personas?

Si te das cuenta, con estas tres preguntas estamos hablando de dos perfiles muy claros.

Si tu respuesta se apega a la primera parte de la primera pregunta, eres o quieres ser un emprendedor. Si tu respuesta se apega a la segunda parte, eres ya una persona de negocios. Pero ser una u otra no está mal. Sólo hay que tener en claro que para cada una se requiere de un cierto perfil.

No obstante, las habilidades de un hombre de negocios en un emprendedor, o el enfoque de un emprendedor en un hombre de negocios, podrían hacer la diferencia.

El “hombre de negocios” es una figura que creemos conocer, pero no está bien delineada en nuestros días. Caso que no sucede con el emprendedor. En ocasiones confunden una u otra forma.

El emprendedor tiene un negocio, un producto o servicio que vende una y otra vez. Tiene un mercado específico, se anicha. Busca hacerlo crecer, lo potencia. Sus principales cualidades deberían ser la constancia, disciplina (práctica mejorada) y la tenacidad.

El hombre de negocios hace lo contrario que el emprendedor: hace muchos negocios, una sola vez. No tiene un mercado específico. Descubre distintas oportunidades, y las capitaliza. Sus principales cualidades deberían ser la inteligencia emocional, ser especialista en relaciones interpersonales, la perspicacia en los negocios (timing, descubrimiento del momento específico) y hacerse especialista en trading (conocer al que vende y al que compra, haciéndolos coincidir), siempre sabiendo que las partes deben estar lo suficientemente alejadas, generando el vínculo entre las mismas sólo por él. Tiene clientes y mercados distintos según cada negocio.

 

Consejos del coach

Ahora piensa qué te gustaría ser realmente. En dónde tienes más cualidades. Tu perfil, ¿de qué manera se podría pulir más fácil? Una vez definido:

  1. Recuerda siempre actuar mucho.
  2. Decide ya no dudar. No te preocupes, por mucho que quieras te equivocarás alguna vez; eso es parte del aprendizaje.
  3. Atrévete y conoce más gente, capitaliza cada cosa que hagas.
  4. No dejes de practicar. Haz más y más.

Descúbrete y descubre tu perfil. Y, ¡ojo!, si siempre quieres hacer negocios y saltas y saltas y saltas de giro, y no capitalizas ni uno, no eres ni emprendedor ni persona de negocios; eres un abandonador de proyectos. ¡Ten cuidado! ¡Requieres apoyo!

 

Contacto:

Correo: [email protected] / [email protected]

Twitter: @coachalexmeza

Facebook: ImpulsoHumanoMexico

Página web: Impulso Humano México

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Manlio Fabio Beltrones
Beltrones renuncia a dirigencia del PRI para ‘hallar nuevo camino’
Por

Al presentar su renuncia, hizo un llamado a los militantes para aprender de los resultados de hace poco más de dos seman...