Por Jeff Kauflin

Cuanto más tiempo pases en la oficina, más rápido escalarás en el organigrama, al menos eso podría pensarse, pero, ¿qué pasaría si destinaras tiempo a otros aspectos de tu vida que podría hacer de ti un mejor líder?

Stew Friedman, profesor de Administración de Wharton ha impulsado ese argumento durante décadas. Él da una clase de MBA “Liderazgo total” y escribió un libro del mismo nombre. Su enfoque obliga a la gente a pensar sobre lo que es más importante para ellos, a menudo empujándolos a poner más atención en áreas como la familia, la comunidad y la felicidad personal.

Para medir si su concepto de Liderazgo total funcionaba, Friedman examinó a más de 300 estudiantes de MBA antes y después de tomar el curso. Su satisfacción profesional aumentó 21%, y su desempeño laboral (autoevaluado) mejoró 8%. La felicidad con la vida familiar creció aún más. En un estudio publicado a principios de este año, profesoras asistentes que tomaron el curso de Liderazgo total y una clase de escritura publicaron la investigación a un ritmo más rápido que un grupo de control. “Trabajaron más inteligentemente”, dice Friedman.

PUBLICIDAD

El primer paso de Liderazgo total es pensar sobre los cuatro dominios de tu vida: trabajo, familia, comunidad y uno mismo. Si tuvieras 100 puntos para indicar la importancia de cada uno, ¿dónde los pondrías? A continuación, sugiere revisar en dónde enfocas tu tiempo y energía y asignar puntos de la misma manera. Friedman compartió datos con Forbes de los estudiantes ejecutivos de MBA que se valoraron antes de tomar el curso. Los estudiantes asignaron sólo 34 puntos para trabajar en promedio, pero le asignaban mucho más de su atención: 56 puntos. La atención a las otras tres áreas fue mucho menor en consecuencia.

Después de completar el ejercicio, es hora de la autorreflexión, dice Friedman. Pregúntate, ¿cuáles son las consecuencias de la forma como inviertes tu tiempo y qué cambios debes hacer?

El siguiente paso es establecer lo que Friedman llama “conversaciones con los interesados” con personas cercanas a ti, como tu familia, compañeros y amigos. Tu objetivo es entender tus expectativas. Empieza por discutir lo que crees que necesitan de ti, y pídeles que reaccionen a esas suposiciones. Prueba con algunos ejemplos de lo que quieren y necesitan. Y pídeles que pasen por el mismo ejercicio para que puedan entender tus expectativas.

¿Por qué ayudan estas conversaciones? “Te llevan a pasar menos tiempo en las cosas que no importan, más tiempo en las cosas que sí importan”, dice Friedman. “Ya que estás cuidando de ellos, estás menos ansioso y distraído pensando en tus seres queridos”. Tener una conversación tan profunda puede sonar aterrador, pero si quieres ser un líder, eso es parte de tu trabajo. “Hacer que la gente se sienta lo suficientemente cómoda para decir lo que necesitan de ti y que ellos escuchen lo que necesitas de ellos es una parte crucial de tus habilidades”, dice Friedman. Y piensa en la alternativa: Si alguna vez te quedaras a la deriva en un sitio desconocido, ¿te gustaría tener un mapa?

El paso final es experimentar con nuevos comportamientos que mejorarán múltiples dominios de tu vida. Un participante del curso, un gerente de una firma de consultoría, comenzó a fijar unas cuantas fechas que debía pasar con su esposa e hijos. El cambio apuntaba a mejorar no sólo su vida familiar, sino también su vida laboral, ya que le permitiría permanecer más concentrado mientras estaba en la oficina; él también dio a sus colegas más claridad sobre su disponibilidad. En otro ejemplo, un supervisor de técnicos de laboratorio comenzó a organizar eventos sociales para colegas fuera del trabajo, una actividad que podría mejorar tanto su vida laboral —aumentando la moral del equipo y su eficiencia— como el ámbito comunitario.

Trata de pensar de manera diferente sobre cómo se intersectan estas cuatro áreas de la vida: familia, trabajo, comunidad y felicidad personal, y ve si puedes mejorar dos, tres o incluso cuatro ámbitos con una sola actividad nueva. Prueba un nuevo comportamiento durante dos semanas, y luego pregúntate: ¿Te hace más feliz?

 

Siguientes artículos

Amazon ha gastado 4,500 mdd en producciones originales de TV
Por

Invierte en la producción de series de televisión, una señal de sus planes de permanecer en el negocio del espectáculo p...