¡Sí, obvio! Es la típica respuesta que escucho cuando hago esta pregunta. Pagar impuestos es una carga muy pesada porque: a) representa menos dinero en la bolsa, y b) por lo “complicado” que resulta la administración y cálculo de los mismos. ¿Cómo lograrlo?

 

Existe toda una serie de mitos alrededor del pago de impuestos que van desde: “¿Por qué pagar, si al final del día todo se diluye en corrupción y moches?”, hasta: “Es muy difícil juntar todas las facturas para lograr deducciones, y como empleado (contribuyente cautivo) no hay deducciones posibles.”

Por lo anterior, te presento algunas ideas para administrar tus ingresos/egresos, y que así el cálculo de tus impuestos/deducciones sea muy sencillo. También te platicaré que gracias al apoyo de soluciones tecnológicas, tu vida contable será sumamente fácil. Y, finalmente, en una siguiente participación haré algunas reflexiones sobre la importancia y el impacto (práctico y utilitario) que tiene el pago de impuestos.

PUBLICIDAD

 

Impuesto inteligente

“Los impuestos y la muerte es lo único seguro en esta vida.”[1]

Si compartes esta premisa reconocerás que estamos obligados (cautivos, en la mayoría de los casos) a pagar impuestos, por lo que hacerlo de una forma inteligente, y que genere el menor desembolso, resulta de suma importancia. Para lograr este objetivo es indispensable llevar nuestra contabilidad en orden y saber ¿quién?, ¿cuánto?, ¿qué? y ¿cómo? se pueden hacer deducibles los gastos que se hayan tenido a lo largo del año.

¿Quién?

Todas aquellas personas físicas que presenten su declaración anual. Presentar declaración anual es una obligación que aplica para personas:

  • Cuyos ingresos dependen de sus servicios profesionales o empresa propia.
  • Que hayan obtenido ingresos anuales por salarios y/o conceptos similares a salarios que sobrepasen de 400,000 pesos.
  • Que tienen 2 o más fuentes de ingreso.
  • Que obtuvieron ingresos por concepto de intereses reales superiores a 100,000 pesos.

Presentar declaración anual es voluntario para personas que tienen ingresos menores a 400,000 pesos por concepto de salarios, y/o 100,000 pesos por concepto de intereses reales.

¿Cuánto?

Se pueden hacer deducibles gastos que resulten menores a 4 salarios mínimos anuales (98,243.40 pesos para la zona geográfica A y 93,104.20 pesos para la zona geográfica B) o el 10% del total de los ingresos del contribuyente. Es decir, si una persona en zona geográfica A tiene ingresos anuales por 700,000 pesos podrá deducir un máximo de 70,000 pesos, ya que le aplica el tope del 10% de su ingreso anual, mientras que una persona con ingresos anuales por 1,400,000 pesos podrá deducir un máximo de 98,243 pesos, que es el tope máximo en cuanto a monto.

¿Qué?

Salud: Honorarios médicos, dentales y gastos hospitalarios. El alquiler o compra de aparatos de rehabilitación, análisis y estudios clínicos, prótesis y lentes ópticos graduados también pueden deducirse. Los medicamentos únicamente son deducibles si se administran al paciente mientras está hospitalizado.
También son deducibles los seguros de gastos médicos mayores adicionales o independientes de los servicios de salud brindados por instituciones públicas. Solamente se puede deducir la cantidad pagada por el contribuyente.

Gastos funerarios: Deducciones por gastos funerarios cuyo monto total no sea mayor que el salario mínimo anual de la zona a la que el contribuyente pertenece.

Aportaciones para el retiro: Aportaciones voluntarias para el retiro en tu Afore o en planes personales de ahorro para el retiro (PPR) en instituciones validadas por el SAT.

Vivienda: Se pueden deducir los intereses derivados de un crédito hipotecario, construcción, remodelación de casa habitación.

Educación: Son deducibles los pagos de colegiatura hasta por los siguientes montos por alumno y no aplica dentro del tope de 4 salarios mínimos o 10% del ingreso:

JuanPTambién se puede deducir el transporte escolar, siempre y cuando sea obligatorio para todos los alumnos de la escuela en cuestión, o éste se encuentre incluido en la colegiatura de todos los alumnos. Esta deducción sí entra dentro del tope de 10% o 4 salarios mínimos.

¿Cómo?

Utilizando herramientas como: Enconta (tech + contador), Contpaq (Tech), Impuestum (Contador), entre muchas otras disponibles para ti. Hay deducciones que aplican solamente para el contribuyente, y otras que se extienden a personas como su cónyuge, concubina, ascendientes (padres o abuelos) o descendientes (hijos, nietos) en línea recta, otras deducciones cuyos topes varían, y muchas especificaciones más en lo antes mencionado que sería imposible ilustrar en un solo artículo.

Para aprovechar al máximo las posibilidades de deducción, lo mejor es acudir con un experto que conozca a fondo la ley e invertir en obtener una declaración que nos dé los mayores beneficios posibles. Piensa que si eres persona física podrías estar invirtiendo 9,600 pesos anuales para deducir hasta 98,243.40 pesos anuales, lo cual significaría un ahorro de hasta 34,385 pesos por efecto de tener una base gravable menor. Es decir, inviertes 9,600 y generas 34,385 pesos adicionales, muy buen retorno sobre tu inversión ¿no?[2] (Cifras basadas en el ejemplo de un cliente de Enconta.)

 

Conclusión

Está en ti administrar tus ingresos y gastos, así como llevar una contabilidad en forma. La base de las finanzas personales sanas radica en este secreto. ¿Has oído hablar de presupuestos, gasto hormiga, fondo de emergencia y la diferencia entre ahorro e inversión? Todos esos conceptos parten de una función básica que es la contabilidad aplicada a tus finanzas. Sin embargo, normalmente asociamos esta disciplina a una práctica que sólo compete a las grandes empresas (en el mejor de los casos), o bien, como la necedad de alguien por llevar el control de algo que nadie entiende y, peor aún, que no sirve para nada. El uso de soluciones como las antes mencionadas hará del ¿qué?, ¿cuánto? y ¿cómo? algo tan sencillo de usar como el Fantasy football, la quiniela de la oficina, o el conteo de pasos y escalones con un weareble device en tu muñeca. Así que, sin miedo, el 2015 debe ser el año que por fin adoptes esta nueva tradición de invertir en tu contabilidad (¿cómo?), deducir tus gastos (¿qué?) y reducir el desembolso en pago de impuestos (¿cuánto?). Recuerda que el ROI[3] sobre esta inversión será mucho mayor al que puedas obtener en la quiniela, o a lo que le bajes a tus cuates en el Fantasy.


[1]Meet Joe Black. 1998 Universal Pictures. Martin Brest, Brad Pitt, Anthony Hopkins & Claire Forlani.
[2]Los datos utilizados resultan de usar un ejemplo de una persona que contrató Enconta (by Resuelve.) Costo para PF de $800.00 al mes. Aplica deducción topada derivada de su ingreso igual o mayor a $1,000.000 MXN y, por lo tanto, el desembolso es menor en pago de impuesto, pues su base gravable es menor.
[3]Return on investment (retorno sobre inversión).


 

Contacto:

Twitter: @ResuelveTuDeuda

Facebook: Resuelve tu Deuda

Página web: Re$uelve tu deuda

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.