La vida de Daniela Liebman ha estado rodeada de música clásica desde prácticamente el  inicio de sus días. Y es que tanto su papá, violinista profesional, como su mamá, asidua amante también de los acordes, la llevaron paso a paso a apasionarse por todo lo que rodea a este mundo.

Tenía apenas cinco años cuando empezó a tocar el piano, el instrumento que más la marcó, y pasó muy poco tiempo para que saltará al éxito: Debutar en Carnagie Hall con sólo 11 cumplidos.

A partir de ahí su vida fue una locura, se ha presentado en el Festival Cervantino, Kravis Center, Kauffman Center, Boca Festival, además de que ha tocado con la Filarmónica de Jalisco, la Sinfónica de Ontario, la Orquesta Sinfónica Nacional de Perú, la Sinfónica de la Ciudad de México y la Sinfónica Nacional de Colombia, sólo por mencionar algunas.

Y esta joven pero exitosa trayectoria la coronará este viernes y el próximo domingo,  cuando se presente por tercera vez en su vida en el recinto más importante de música en nuestro país, el Palacio de Bellas Artes.

PUBLICIDAD

También te puede interesar: #MujeresPoderosas Un avance de nuestra portada de junio

Daniela Liebman tocando en el Palacio de Bellas Artes, CDMX. Foto: Angélica Escobar/Forbes México.

Daniela Liebman tocando en el Palacio de Bellas Artes, CDMX. Foto: Angélica Escobar/Forbes México.

 

Empoderar a las mujeres

Sin embargo, además del gran apego que asegura tener por la música clásica, hoy Daniela también tiene otro plan en mente, está tratando de impulsar desde el lugar en el que se encuentra que cada vez existan más mujeres líderes en nuestro país.

“Yo lo que quiero ver es a cada vez más niñas siguiendo sus sueños, tal y como yo lo he venido haciendo desde hace mucho tiempo, que se decidan por hacer lo que aman y le pongan toda la dedicación a eso, no va ser sencillo, pero se puede”, asegura la artista mexicana.

La principal barrera que, dice, las niñas deben vencer es el miedo al fracaso, un sentimiento que deben transformar en seguridad, porque si se esfuerzan en obtener una meta, como ella se propuso desde que se sentó por primera vez frente a un piano, claro que lograrán su objetivo.

“Yo creo que es muy importante que no te intimide el mundo cuando eres mujer, que no te preocupe si de pronto no eres físicamente más fuerte, porque seguramente, en contraste con eso, tendrás otro tipo de cualidades muy valiosas que debes de tener la capacidad de explotar”, menciona.

Liebman señala que algo que considera muy importante es que se destaque el trabajo de las mujeres que están siendo líderes, para que esto invite a las niñas que hoy están soñando con crecer a darse cuenta de que es posible, como le pasó a ella.

“Me parece que hacer esta labor es muy importante, en mi caso, por ejemplo, yo siempre veía a Martha Argerich (pianista argentina) como un role model que me llamaba a darme cuenta de que era posible que yo como mujer pudiera desarrollarme en esta carrera”, afirma.

Finalmente, sobre este tema, Daniela pidió a los papás de las niñas apoyarlas siempre en su meta, tal y como siempre lo han hecho sus papás con ella. “Mis papás fueron quienes me presentaron la música clásica a mí, pero más importante que eso fue que me enseñaron a no rendirme nunca, y ese apoyo fue sustancial, porque siempre es más fácil caminar cuando sientes que alguien está atrás de ti”, advierte.

 

Reto musical

Pero, ¿qué es para Daniela lo más complejo cada vez que se planta frente su piano en un escenario? La artista, que cumplirá 16 años el próximo 14 de junio, asegura que el mayor reto que tiene siempre es hacer suya cada melodía que toca.

“Creo que en lo que más trabajo siempre es en apropiarme de las piezas que toco, no trato de ponerles sólo un sello, sino hacerlo de esta manera para mostrar siempre una mayor fuerza en el escenario, soy muy perfeccionista”, comenta.

Asimismo, señala que trata de conocer siempre de la mejor forma el carácter de cada uno de los autores y el momento en el que se encontraban cuando compusieron su música.

“Cada compositor tiene su carácter propio y para poder tocarlo tienes que conocerlo bien, eso es complejo pero es muy importante a la hora de marcar el estilo”, asegura Daniela, quien es admiradora especialmente del austriaco Franz Schubert.

Luego de su paso por Bellas Artes, la pianista, que lanzó su disco el pasado el pasado día 1 de este mes en formato físico y Spotify, tiene previsto tocar durante junio en Sudamérica, en los países de Ecuador, Chile y Brasil, para posteriormente saltar al viejo continente, Europa, para dar un recital en Portugal.

Forbes México te invita a seguir el próximo 19 de junio a través de este sitio web la transmisión del Foro Mujeres Poderosas 2018, cuyo lema será “El Cambio Somos Todos”.

 

Siguientes artículos

No hay una sola mujer entre los 100 atletas mejor pagados del mundo
Por

La brecha salarial entre hombres y mujeres es más visible que nunca en los deportes profesionales. Por primera vez en oc...