El mandatario español señaló que las acusaciones por parte de su ex tesorero en torno a las acusaciones de una contabilidad irregular de su partido son falsas y no se interpondrán en sus planes para impulsar reformas económicas.

 

Reuters

MADRID – El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, rechazó el lunes los llamados a que renuncie por un escándalo de un supuesto financiamiento irregular de su partido y dijo que no permitirá que el asunto se interponga en sus planes de reforma.

PUBLICIDAD

Según reportes de prensa, el ex gerente y tesorero del Partido Popular, Luis Bárcenas, confirmó el lunes que es el autor de una supuesta contabilidad alternativa que recoge donaciones y pagos de sobresueldos a dirigentes, en una comparecencia ante un juez.

Tanto el Ejecutivo como el partido han negado repetidamente que hubiese una contabilidad irregular.

Rajoy dijo que no puede salir al paso todos los días de rumores e insinuaciones sobre un caso de corrupción, en el que su nombre aparece en una lista de dirigentes del Partido Popular que supuestamente habrían recibido pagos de Bárcenas, quien está encarcelado por corrupción.

“Voy a defender la estabilidad política y voy a cumplir el mandato que me han dado los españoles en su momento”, dijo en una rueda de prensa en el Palacio de Gobierno.

Rajoy agregó que las dos cosas más importantes en España ahora son las reformas necesarias para sacar al país de la crisis económica y la estabilidad política, y que el caso Bárcenas no le va a desviar.

Bárcenas está compareciendo el lunes ante el juez que investiga la supuesta contabilidad B y financiación irregular del partido en el poder, un día después de que se publicó en la prensa local que Rajoy tuvo contactos hasta hace poco con el imputado por corrupción.

 

Siguientes artículos

Wall Street abre estable por datos económicos
Por

Los títulos avanzaban a la apertura impulsados por datos económicos y los reportes trimestrales de Citigroup que superar...