El próximo 3 de febrero tendrá lugar el Super Bowl LIII en el Mercedes Benz Stadium de Atlanta. Un partido que enfrentará a Los Angeles Rams contra los New England Patriots. Será un duelo entre generaciones.

Será un duelo en el que Tom Brady, a sus 41 años y con cinco títulos de Super Bowl en su haber, enfrente a Jared Goff, quien con apenas tres años en la NFL alcanza su primera final.

Los New England Patriots disputarán su tercer Súper Tazón seguido, mientras que el equipo angelino no llegaba al partido por el campeonato desde 2002, cuando jugaban en Saint Louis, donde perdieron justamente 20-17 contra el equipo de Brady.

Fueron Los Angeles Rams quienes obtuvieron primero el boleto al partido en Atlanta tras derrotar 26 a 23 a New Orleans Saints en tiempo extra, gracias a una patada de 57 yardas convertida por el pateador Greg Zuerlein.

PUBLICIDAD

Los Saints comandados por Drew Brees comenzaron el partido por delante al finalizar el primer cuarto 13-0. Con una gran segunda mitad, los Rams lograron empatar el partido a 23 y mandarlo a tiempos extras, no sin estar envuelto en polémica cuando Robey-Coleman golpeó al receptor de Nueva Orleans, Lewis, sin balón en acción, lo que podía haber sido sancionado por los árbitros pero no fue así.

Jugada que después en rueda de prensa Sean Payton, entrenador de los Saints, declaró sentirse frustrado por el robo de esa jugada que podía haber supuesto un desenlace distinto en el partido.

En el tiempo extra John Johnson III logró interceptar un pase de Brees hacia Thomas, colocando a su equipo dentro de la yarda 50 permitiendo a Goff acercar un poco a Zuerlein para lograr el pase de su equipo al Super Bowl LIII.

Al igual que en el anterior encuentro, la conferencia americana tuvo que esperar a los tiempos extra para conocer el equipo que los representará en Atlanta el próximo 3 de febrero.

Fue la suerte que determinó que Brady tuviera el balón en la prórroga y con un gran manejo del ovoide llevó a su equipo al touchdown de la victoria por conducto de Rex Burkheid.

El partido comenzó con Patriots dominando el marcador y así fue hasta el último cuarto, donde llegamos a ver hasta cuatro cambios de líder en el marcador y donde tanto Brady como Mahomes demostraron porque han sido de los mejores mariscales de campo de la liga.

Los Rams son el cuarto equipo más valioso de la NFL, con un valor de 3,200 millones de dólares y pertenecen al empresario deportivo Stanley Kroenke, que también es dueño del Arsenal FC y un equipo de la liga profesional de Overwatch (eSports).

Los New England Patriots, propiedad de Robert Kraft (dueño que más veces ha visto a su equipo en el Super Bowl) son el segundo equipo más valioso con 3,800 dólares. Al igual que Kroenke, Krafft posee un equipo en la Liga profesional del videojuego Overwatch. Junto con los Rams tienen un valor en conjunto de 7,000 millones de dólares.

Sean McVay, entrenador de Los Angeles Rams, a sus 32 años de edad, enfrentará a Bill Belichick de 66 años y 8 finales de Super Bowl disputadas. Además es 9 años menor que Tom Brady (41), QB de New England Patriots, considerado uno de los mejores de la historia.

Podrá New England Patriots sacarse la espina de perder el año pasado con los Philadelphia Eagles e igualar a Pittsburgh Steelers como el equipo más ganador de la historia o McVay y Goff podrán contar con la suerte del novato en esta cita.

¿Cuánto cuesta ir al Super Bowl 2019? Aquí te decimos

 

Siguientes artículos

Qué es y cómo ver en vivo el eclipse total de luna
Por

Esto es lo que debes saber sobre el eclipse lunar total que comenzará en unos minutos y dará lugar a la llamada superlun...