Por Mike Ozanian

Parece que faltarle al respeto al país durante el himno nacional está logrando lo que las conmociones cerebrales, violencia doméstica y balones desinflados en el superbowl no pudieron: bajar los ratings de Liga Nacional de Futbol (NFL, por sus siglas en inglés).

Durante dos semanas de futbol americano, el rating televisivo de la NFL ha bajado en todos los ámbitos. La caída en los índices de audiencia no tiene precedentes en los últimos años y se ha producido durante la protesta del himno nacional, iniciado por el quarterback sustituto, Colin Kaepernick, de los 49ers de San Francisco —que permaneció sentado durante el acto como manifestación en contra la violencia racial y policial en Estados Unidos—.

Apenas el año pasado algunos opinaban que las ratings de la liga no tenían techo. Eso parece ser falso.

Para resumir a Sports Business Daily: los tres juegos de máxima audiencia de la cadena NBC, que incluye el juego de inicio de temporada de la NFL, han promediado 23.7 millones de espectadores, un descenso de 12% respecto al mismo período del año pasado. ESPN también está viendo un descenso de 12% en sus tres partidos “MNF” hasta la fecha.

Mientras que CBS y NFL Network sólo tienen un juego el jueves por la noche hasta la fecha, ese único partido (Jets y Bills, 15.4 millones de espectadores) fue 27%  menor en comparación con el primer partido “TNF” la temporada pasada.

En cuanto a las tardes de domingo, Fox está apagado (-0.2%) desde hace dos semanas, con un promedio de 20.9 millones de televidentes. CBS tiene un promedio de 17.3 millones de espectadores a través del mismo punto, 5%.

Mientras que algunos sugieren que la caída en las calificaciones puede ser debido a la falta de duelos importantes, yo no creo.

Para empezar, ninguno de los recientes debacles de relaciones públicas, como drogas, golpes o contusiones, creó algo así como un hashtag como #boycotnfl. Dos, Kaepernick es el jugador que más detestado en la NFL.

Tres, yo desafío a cualquiera a mirar a los comentarios sobre las historias sobre las protestas sobre el himno nacional de la NFL y me comenten la evidencia anecdótica que no sugiere fuertemente que muchos, si no es que la mayoría de los espectadores están hartos, ya sea porque están en contra de las protestas, o simplemente no lo hacen porque no quieren que la política de ningún tipo interfiera con su fútbol.

Quizá ésta es la razón por la que una nueva encuesta dice que cuatro de cada 10 personas  apagará los partidos de la NFL si las protestas continúan durante el himno nacional.

Si es preciso, esto significaría que cuatro de cada diez personas que no estaban viendo la NFL antes de las protestas tendrían que empezar a ver el fin de que los programas de televisión de la liga se mantenga constante.

Le pregunté a una fuente de la NFL, alguien que se reúne regularmente con el comisionado Roger Goodell y los propietarios de equipos, si la liga está preocupada. Su respuesta fue: “todavía no”.

Sin embargo, dado que hay 4,600 millones de dólares (mdd) en juego, tal vez el comisionado debería estarlo. O yo podría estar mal y el asco que muchos aficionados tienen sobre los jugadores que protestan durante el himno nacional  podría desaparecer como aparentemente ha ocurrido sobre los otros escándalos.

 

Siguientes artículos

Creador de Oculus financia grupo político a favor de Trump
Por

El grado de apoyo financiero de Luckey, creador del Oculus, no está claro en este momento. Forbes calcula el valor neto...