El gusto por los videojuegos y la idea de crear mundos virtuales llevó a tres ingenieros de la UNAM a crear Inmersys, una empresa que demuestra que la tecnología no está peleada con los negocios. 

 

 

En 1983, Satoshi Tajiri y Mitsuharo Sato crearon Mario Bros basados en una historia de Shigeru Miyamoto. Mario Bros se convirtió en uno de los videojuegos más célebres en la historia de las consolas. Al igual que los creadores del plomero más famoso, Angel Tamariz, Héctor Gutiérrez y Rodrigo Zenteno aspiran a crear sus propios mundos virtuales. En junio de 2010 emprendieron Inmersys, una empresa que desarrolla diseño interactivo en 3D y realidad inmersiva.

PUBLICIDAD

La realidad inmersiva se concibe como una variación de la realidad virtual, generalmente implica un ambiente tridimensional en el que, quién la experimenta puede moverse a través de cascos, guantes u otros dispositivos que permiten reproducir de manera virtual la posición y rotación del cuerpo.

Su gusto e interés por la tecnología así como por el desarrollo de productos aplicados al entretenimiento como los videojuegos, alentó a este grupo de ingenieros egresados de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), a aplicar sus conocimientos en computación y telecomunicaciones para la creación de otros fines en promoción, capacitación, ventas y difusión.

El Palacio de Minería vio nacer su proyecto de manera oficial, pues al desarrollar el recorrido virtual de las instalaciones del inmueble, decidieron continuar con la programación de contenidos virtuales.

Aseguran que el reto más grande al que se enfrentaron fue a no saber cómo vender una idea, pues no les resultaba fácil transmitirla, “nos dimos cuenta que a pesar de que éramos buenos frente a una computadora, los conocimientos que teníamos no eran suficientes, ya que no estábamos capacitados en ventas, administración o contabilidad, pero si no lo sabes, lo aprendes y fue lo que hicimos. En un ámbito personal nos endeudamos mucho, debido a que no salían proyectos”, señala Rodrigo en entrevista para Forbes México.

 

Del bit al terabyte

Durante estos tres años la empresa ha logrado concretar clientes, alianzas y proyectos. Inmersys nació sin inversión, aseguran que las únicas herramientas que tenían eran sus computadoras y la imaginación al momento de crear. “Para finales de este año, cerraremos con ganancias que ascienden al millón de pesos, frente a los 300 mil registrados en 2012”, declara Héctor.

Cuentan con una cartera de clientes que van desde grupos de medios hasta inmobiliarias, entre los que destacan Agencia Boomerang, Inmobiliaria Reside, Grupo Copri, Revista Dónde ir, Bullet México, Corporativo Arsa, Grupo Enal, Vivoxie, UNAM (Facultad de Ingeniería, Psicología y División de Educación Continúa), entre otros.

Algunos de sus proyectos son los siguientes.

 

Foto: Cortesía Inmersys

 

 

 

 

Recorrido virtual inmersivo del Palacio de Minería

 

 

 

 

 

 

 

Foto: Cortesía Inmersys

 

 

 

Catálogo de uniformes y armamento para grupos especiales

 

 

 

 

 

 

 

Foto: Cortesía Inmersys

 

 

 

¿Cómo se construye un Lamborghini con piezas de Lego? Esta animación nos muestra.

 

 

 

 

Actualmente están desarrollando maquetas virtuales con realidad aumentada para tres cumbres de Grupo Copri, maquetas virtuales con realidad aumentada para parque sur de Inmobiliaria Reside, manual virtual de sistema con radio VHF para la DECD, recorrido virtual inmersivo de la Facultad de Ingeniería, entre otros.

Aseguran que todos los proyectos que han desarrollado son interesantes y de su agrado, sin embargo el recorrido virtual inmersivo del Palacio de Minería es al que más aprecian por haber sido el primero.

 

La realidad del mundo digital

Los emprendedores indican que su objetivo es llegar a desarrollar videojuegos y entrar al mercado tecnológico en ese rubro, sin embargo consideran que el negocio virtual es complicado, pues “hay muchas personas que lo necesitan, pero no lo conocen y las que sí, buscan desarrolladores en Estados Unidos, Europa o Canadá, por eso la necesidad de potenciar lo que sabes hacer y demostrar que en México también sabemos hacer bien las cosas”, señala Rodrigo.

Héctor, Angel y Rodrigo se definen a sí mismos como visual, idealista y dinámico. Los lazos de amistad que han creado durante 10 años, han fortalecido la parte profesional, pues las personalidades de los tres son distintas, al tiempo que se complementan. La clave: saber cuáles son sus responsabilidades y mirar hacia adelante por todos.

Desean que Inmersys se convierta en un referente dentro del mercado tecnológico en México, crear un nicho de mercado para los egresados de la UNAM y de otras universidades. Por ahora la empresa está integrada por un equipo de 20 personas, pero buscan expandirse conforme los proyectos se sumen.

Consideran a la tecnología como una herramienta básica para el desarrollo de un país, “uno de los motores básicos para el desarrollo de una sociedad es la ciencia y la tecnología. Estos elementos se convierten en carreteras para el crecimiento de un país, por ello la importancia de desarrollar tecnología, no solamente consumirla”, revela Angel.

En el marco de la conmemoración de los 200 años del Palacio de Minería presentarán un recorrido inmersivo, creado en colaboración con historiadores del INAH. La animación muestra la transformación del recinto desde 1813 a 2013.

 

Foto: Cortesía Inmersys

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En 2012 resultaron finalistas en un concurso realizado por Google con el proyecto de realidad inmersiva del Palacio de Minería, Héctor comenta que “el premio se lo llevó un arquitecto pero él actualmente trabaja con nosotros, así que todo se acomodó”.

Su visión a futuro es consolidar Inmersys como una marca y después buscar distribuidores e inversionistas, para entrar al mercado de los videojuegos. De entrada apuestan al desarrollo para dispositivos móviles.

Los emprendedores definen a Inmersys como la combinación entre la tecnología que se utiliza en videojuegos, pero aplicada a negocios.

 

Siguientes artículos

¿Tu personal requiere un celular? Aprende a elegirlo
Por

Antes de seleccionar un equipo, asegúrate de hacer una simplificación de procesos que te permita encontrar no sólo un te...