Creatividad, tecnología, turismo, aeronáutica, automóviles… grandes sectores de negocios en el país que apuntan fuerte al futuro y nos hacen pensar si realmente el Mexican Moment se ha diluido.

 

 

La Secretaría de Hacienda acaba de aceptarlo: las expectativas de crecimiento del PIB en 2014 decrecieron en un rango de 2.1 a 2.6%.

PUBLICIDAD

Y mientras la esperanza del petróleo se diluye, y con ello el tradicional motor del crecimiento, algunas industrias siguen corriendo a toda velocidad y apuntan fuerte al futuro. Negocios emergentes que están reconfigurando la economía mexicana desde hace algunos años.

En este escalón de dinamismo se sitúan la producción de automóviles, el turismo internacional, las industrias creativas, el desarrollo aeroespacial y las empresas de innovación tecnológica.

De acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), durante los primeros seis meses del año, el total de ramas que conforman a la industria manufacturera del país reportó un avance de 3.5% en comparación con el primer semestre del año pasado. Las manufacturas representan cerca de 17% del PIB nacional.

Frente a un panorama nada halagador para Brasil, la producción total de vehículos en México superó el millón 597,000 unidades durante la primera mitad del año, equivalente a un crecimiento de 7.4% en comparación con los mismos meses del año anterior, según cifras divulgadas por la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

En los últimos cuatro años se construirán siete armadoras nuevas, y dentro de las más recientes ya están Nissan y Kia Motors.

Por otro lado, los viajes a México siguen creciendo. Por tercer año consecutivo tenemos la fortuna de recibir a turistas extranjeros que han incrementado en un 21.5% su gasto en playas, ciudades coloniales y bellezas naturales: 8,400 millones de dólares han caído en México durante el primer semestre de 2014, superando sin duda los 1,100 mdd, nivel máximo de 2008.

Otras dos industrias que apuntan directo al futuro: las tecnologías de la información y el cluster aeronáutico localizado en Baja California, Sonora, Chihuahua, Querétaro y Nuevo León.

La primera reporta un incremento de 2.2% para 2015, mientras que la segunda se afianza no sólo como armadora, sino también como creadora de ingeniería e innovación para grandes corporativos aeroespaciales y aeronáuticos, como Safran Labinal, Embraer y Bombardier.

Finalmente, México puede apuntalar el crecimiento del sector de industrias creativas como el desarrollo de software, videojuegos, televisión y animación debido a los menores costos que implica su producción y la calidad creativa de contenidos.

Cabe recordar que las industrias creativas representan 7% del PIB nacional y las previsiones para el futuro prometen: la tasa de crecimiento anual es de 8.3%.

Con una ubicación estratégica, cadenas de suministro que han incrementado su calidad, y una fuerza de trabajo creativa, talentosa y joven, México es uno de los mejores lugares para hacer negocios.

Creo, con firmeza, que el Mexican Moment no se ha ido; sólo ha pasado a otro nivel de interpretación.

 

 

Contacto:

Twitter: @SallesSainz

 

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Sener publicará en diciembre bases para Ronda Uno
Por

  La ronda abrirá 109 campos a la exploración y 60 para extracción, con los cuales la Comisión Nacional de Hidrocar...