El Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS) a gasolinas y diésel cayó 23% de enero a octubre de 2018.

La recaudación del gobierno mexicano en este rubro se ubicó en 147,066 millones de pesos (mdp) desde los 181,934 millones registrados en el mismo periodo de 2017, de acuerdo con Estadísticas oportunas de finanzas públicas de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

En su comparación anual, el IEPS a combustibles registró un crecimiento en términos reales de 11.4% en la recaudación de octubre.

El IEPS consolidado tuvo un hundimiento de 13% a 281,216 millones de pesos en los primeros 10 meses del año, pero tuvo un repunte anual de 11%.

Entre octubre y noviembre, el gobierno de Enrique Peña Nieto retiró los subsidios a la gasolina magna y premium mientras el precio del petróleo  retrocedía en los mercados internacionales.

Rocío Nahle, secretaria de Energía, reveló que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador estudiaba la eliminación del IEPS a combustibles.

Aquí la nota completa: Gobierno electo hace cuentas para ver si quita impuesto a gasolinas

El impuesto por la actividad de exploración y explotación de hidrocarburos se disparó 19% a 4,466 millones de pesos. Anualmente, crecieron 30% a 502 millones entre enero y octubre.

La caída tributaria en combustibles no impidió que los ingresos tributarios registraran un resultado positivo. De enero a octubre, los ingresos repuntaron 1.9% a 2.54 billones de pesos desde 2.3 billones del año pasado. En su medición anual, crecieron 14.5% a 246,359 millones.

 

Siguientes artículos

Nada cambió en Canadá tras su acuerdo con EU
Por

El nuevo tratado, tras las negociaciones del TLCAN, dejó las cosas como estaban y las disputas con Estados Unidos perman...