Durante la marcha en conmemoración por el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, dos personas resultaron lesionadas durante la manifestación, de acuerdo con el reporte policial de Ciudad de México.

Ambos lesionados, un periodista y una manifestante, fueron atendidos por elementos del Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas, sin embargo no requirieron traslado, explicó la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo en comunicado a través de su cuenta de Twitter.

La jefa de Gobierno, indicó que se desplegó un operativo de 2, 516 mujeres policías de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, así como 2,000 “servidoras públicas de manera voluntaria” para realizar labores de preservación de la paz y seguridad para los 3,000 asistentes aproximadamente.

Te puede interesar: Hubo 211 casos de presunto acoso y hostigamiento sexual en 2018 en APF

La funcionaría refirió que la mayoría de los manifestantes “lo hicieron de forma pacífica”, aunque durante el recorrido “un pequeño grupo de personas con el rostro cubierto ocasionaron daños en los parabuses de Paseo de la Reforma”, así como pintas en varios monumentos, además que en algunos casos intentaron prender fuego, el cual fue controlado por autoridades policiales.

Las servidoras públicas actuaron bajo la consigna del gobierno capitalino de “no caer en provocaciones ni confrontaciones, ya que la violencia genera más violencia”, indicó Sheinbaum Pardo.

Lee también: Nuestra protesta no es violencia; exigimos medios con perspectiva de género: Mujeres+Mujeres

Aunque lo que debía ser una marcha pacífica con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, se convirtió en escaramuzas que dejaron daños a monumentos históricos, las cuales fueron acompañadas por actos de vandalismo y provocación de féminas encapuchadas.

Además de las consignas de colectivos de mujeres, prevaleció la pinta de monumentos históricos sobre Paseo de la Reforma, lanzamiento de bombas de humo, destrozos en parabuses y pintas al camellón.

Parecía que se trataba de dos marchas. Al frente, con pancartas pidiendo justicia para sus hijas o sus familiares, muchas madres de familia que portaban retratos de sus hijas desaparecidas que lanzaban consignas, y al final del contingente de unas dos mil 500 asistentes, las encapuchadas cometiendo actos vandálicos.

Lesli Solís, del Colectivo Feministas con Voz de Maíz, fue una de las oradoras al término de la marcha, en su discurso afirmó que las mujeres seguirán en las calles denunciando casos de violencia y defendiendo sus derechos.

Ante un contingente que había empezado a dispersarse, las siguientes oradoras afirmaban que el gobierno de la Cuarta Transformación no ha disminuido la violencia contra las mujeres.

Al final, los actos vandálicos y las agresiones quitaron atención a las consignas que dieron origen la marcha.

Durante la manifestación estuvieron presentes 50 observadores de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México, cinco visitadores de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, así como dos adjuntos de la Brigada Humanitaria de Paz Marabunta.

Con información de Notimex. 

 

Siguientes artículos

Transporte-Edomex
‘Carpooling’, la alternativa para mejorar la movilidad en la CDMX
Por

El promedio de ocupantes por automóvil en la CDMX es 1.5 personas, es decir el 68% de los coches que circulan en la capi...