Debido al recorte de salarios y a la entrada del nuevo gobierno federal, instituciones reguladoras del sistema financiero viven un “éxodo” de funcionarios de áreas técnicas especializadas.

Vía Twitter, Carlos Ramírez Fuentes, presidente de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), lamentó el viernes pasado la salida de funcionarios.

Las entidades donde se han registrado las renuncias son la propia Consar, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) y el Banco de México (Banxico).

Según publicó el diario La Jornada, en la CNBV se fueron la semana pasada cuatro días vicepresidentes de las áreas de política regulatoria (a cargo de Anselmo Moctezuma), normatividad (Arcelia Olea) y supervisión bursátil (Gloria Fragoso) y uno más de una de las cinco vicepresidencias de supervisión, que no fue precisado.

Además, añadió el rotativo, han renunciado varios responsables de direcciones generales en las áreas jurídica, de prevención de lavado de dinero, riesgo operativo, inclusión financiera y de emisoras.

En la CNBV, el salario bruto mensual de un vicepresidente era de 175,000 pesos y el de un director general, de 171,000 pesos, superiores al límite máximo de 108,000, fijado por el presidente electo Andrés Manuel López Obrador como su salario y aprobado en la nueva Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos.

En la Consar se vivieron renuncias en la vicepresidencia de supervisión y la de otros tres funcionarios del equipo que armó la estrategia de ahorro voluntario en las Afore, informó La Jornada.

Con la entrada en vigor de la ley de remuneraciones, los trabajadores de la Consar ya no recibieron vales de despensa en la quincena que cobraron la semana pasada; el recorte afectó a todo el personal, incluida la parte más baja del tabulador, para quienes esa prestación representaba entre 25 y 30% de su ingreso total, abundó el diario.

En Banxico han salido entre 100 y 150 funcionarios debido a jubilaciones y renuncias. Además, de acuerdo con información recabada por el periódico, fue solicitada la renuncia a los vicepresidente de la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas, un regulador que registraba 20 años de continuidad en los altos mandos.

Lo que está ocurriendo en la CNBV es para poner los pelos de punta, dijo al rotativo un funcionario del sector hacendario que pidió mantener en reserva su nombre.

Naturalmente hay incertidumbre respecto a los planes del nuevo gobierno en el tema financiero, comentó a su vez un funcionario de una comisión reguladora respecto de la permanencia del personal especializado. No se sabe nada, francamente, pero hay mucha preocupación.

Empleos de altos salarios, destruidos por política salarial-laboral de EPN: Ibero

 

Siguientes artículos

‘El Rey’ Zambada asegura que sobornó a Genaro García Luna
Por

Zambada afirmó que le entregaron a García Luna, entre 2001 y 2006, cuando dirigía la oficina federal de investigaciones,...