Las medidas de recorte presupuestal no deberían impactar de forma significativa al crecimiento del país, aseguró el gobernador del Banco de México.

 

Reuters

Los recortes del gasto público en México no deberían impactar significativamente el crecimiento y la depreciación del peso estaría limitada por las medidas de austeridad y la disposición de la autoridad monetaria a intervenir si el tipo de cambio provoca inflación, aseguró el gobernador del Banco de México (Banxico), Agustín Carstens.

PUBLICIDAD

“En la medida en que (el recorte al gasto) esté más cargado hacia el gasto corriente yo pensaría que el impacto sería menor, en todo caso nosotros pensamos, por lo menos yo en lo personal, que el impacto (en el crecimiento) no debería ser tan importante”, dijo Carstens a periodistas tras un encuentro con legisladores.

El banco central mantuvo la tasa de interés en un mínimo histórico de 3% el jueves, ante importantes riesgos a la baja para la actividad económica y porque las pérdidas del peso no se han reflejado en la inflación.

En tanto, el viernes el Gobierno redujo su presupuesto para 2015 en cerca de 3%, tras una brusca caída de los precios del petróleo que ha golpeado a las finanzas públicas.

El peso mexicano ha estado bajo fuerte presión en semanas recientes y se ha negociado en mínimos desde comienzos de 2009.

“Yo pensaría que con las medidas que ha tomado el Gobierno federal y la disposición del Banco de México en el futuro si es necesario apretar nuestra política monetaria en caso de que el tipo de cambio pudiera representar un problema inflacionario, a mi me permite mencionar que debería de dar un límite a la depreciación del tipo de cambio”, agregó Carstens.

 

Siguientes artículos

Padres de desaparecidos de Ayotzinapa buscan justicia en la ONU
Por

Ante la incapacidad del gobierno mexicano de darles una respuesta sobre la desaparición de los 43 estudiantes de la norm...