Las normas han cambiado drásticamente para esta temporada de la Fórmula Uno con la introducción de los motores turbo V6 de recuperación de energía, que reemplazan a los V8.

 

 

Reuters

 

Ninguna escudería puede considerarse favorita para la temporada 2014 de la Fórmula Uno (F1) porque los nuevos motores V6 crean demasiada incertidumbre, dijo el martes Christian Horner, director del campeón Red Bull.

El equipo Red Bull ha ganado los últimos cuatro títulos mundiales, tanto de pilotos como de constructores, pero las normas han cambiado drásticamente para esta temporada con la introducción de los motores turbo V6 de recuperación de energía, que reemplazan a los V8.

“Todo puede pasar”, dijo Horner el martes a periodistas tras la presentación del nuevo RB10 de la escudería en el circuito de Jerez, en el sur de España.

“La fiabilidad va a ser clave, las carreras van a tener un aspecto diferente también en cuanto a cómo compiten los pilotos y los equipos, porque el ahorro de combustible va a ser decisivo”, explicó.

Aunque 10 de las 11 escuderías de la grilla se presentaron el martes para la primera prueba antes del inicio de la temporada en Australia en marzo, los problemas con los motores supusieron que pocas consiguieran sumar algo de kilometraje.

El tetracampeón del mundo de Red Bull, el alemán Sebastian Vettel, se pasó el día esperando mientras el equipo con motores Renault trataba de arreglar un problema surgido durante la noche.

Horner dijo que tener un coche en la pista era ya un logro.

“Este invierno (boreal) ha sido épico, para ser sinceros, porque el coche es mucho más complicado”, afirmó.

“Si piensan que empezamos nuestras primeras pruebas hace 10 días, otros llevan haciéndolo varios meses, así que ha sido un esfuerzo enorme por parte de cada miembro del equipo en (la fábrica de) Milton Keynes”.

Horner dijo que los cambios plantean “un reto de ingeniería fascinante”, aunque se hayan aprobado en un mal momento para las escuderías, que afrontan una fuerte subida de costos y una dura batalla para asegurarse los patrocinios.

Red Bull sigue teniendo a un genio del diseño, Adrian Newey, un maestro de la aerodinámica, pero Horner indicó que los cambios le han quitado cierta ventaja.

“Este es, por mucho, el mayor reto que hemos afrontado, no tanto a nivel aerodinámico como a nivel mecánico”, señaló.

Red Bull tiene un cambio de pilotos este año. El australiano Daniel Ricciardo, de 24 años, ha ascendido desde Toro Rosso para reemplazar a su compatriota Mark Webber como acompañante de Vettel.

 

Siguientes artículos

Anuncios de Yahoo debilitan sus ingresos trimestrales
Por

La empresa tecnológica dijo que los ingresos de anuncios online disminuyeron un 6% en el cuarto trimestre, mientras que...