Ser humilde no quiere decir esconder los talentos, por el contrario, los líderes excelentes creen en sí mismos, celebran sus logros, sacan a la luz sus fortalezas y las ponen al servicio de los demás. Porque cuando se permiten brillar, y son testimonio de que sí es posible alcanzar metas, inspiran a otros a hacer lo mismo. Así lideran con el ejemplo.

Los grandes líderes no están dominados por su ego, sino que poseen una fuerte autoconfianza y determinación para conseguir objetivos, al mismo tiempo que son humildes al relacionarse con los demás.

Entonces, los líderes humildes no se hacen pequeños, ni dejan de sentirse orgullosos por sus logros, sino que demuestran humildad a través de acciones como las siguientes:

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

  • Comparten los éxitos: Los líderes que confían en sí mismos no necesitan robarse el crédito del trabajo de otros. Por el contrario, saben que los logros se construyen en equipo y por eso reconocen los aportes de sus colaboradores, los felicitan, les dan crédito por sus contribuciones, y comparten y celebran los éxitos con su equipo. 
  • Reconocen los errores y piden ayuda: La verdadera humildad no es baja autoconfianza, por el contrario, una persona segura de sí misma se mira al espejo cuando se equivoca; reconoce sus errores y oportunidades mejora; ofrece disculpas, y pide ayuda si la necesita. Como seres humanos, que estamos en constante aprendizaje, es normal que cometamos errores. Por eso, los líderes excelentes saben que su expectativa no debe ser la perfección, sino dar lo mejor de sí mismos; trabajar en su crecimiento y áreas de mejora; hacerse responsables por sus equivocaciones, y aprender de ellas.
  • Son empáticos con los demás: De la misma forma que los líderes humildes son empáticos consigo mismos al equivocarse, pueden mostrar empatía cuando sus colaboradores cometen errores. En vez de adoptar una posición arrogante o perfeccionista, son capaces de ir más allá y darse cuenta que cuando una persona se equivoca, posiblemente no lo hizo con mala intención, o tal vez está lidiando con sus propias dificultades, dolores o miedos.

Sigue la información sobre la economía y los negocios en Forbes México

  • Escuchan con curiosidad: La arrogancia lleva a las personas a creer que la forma en que trabajan y se comportan es la única correcta. Los líderes humildes se dan cuenta que existen diferentes formas de pensar y actuar que son válidas, por eso comparten sus ideas con autoconfianza y tranquilidad; hacen preguntas poderosas para comprender el punto de vista de sus colaboradores, y escuchan activamente con curiosidad, humildad y apertura.
  • Se enfocan en lo que los une y no en lo que los separa: Es normal que en los equipos de trabajo existan perspectivas diferentes, por eso, en vez de enfocar su energía en ganar argumentos, los grandes líderes están atentos a identificar valores, propósitos y objetivos compartidos que generen unión, y con los cuales todos los miembros del equipo se sientan identificados.

Contacto:

* Cofundadora y CEO de Amayaco. Coach ejecutiva y consultora en liderazgo.

Página web: https://amayaco.com/

Blog:  https://amayaco.com/lider-coach

Correo: [email protected]

LinkedIn: https://www.linkedin.com/in/melanieamaya/

Twitter: https://twitter.com/co_amaya

YouTube: http://www.youtube.com/c/MelanieAmaya

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

hackeo economía
Día internacional de la Seguridad de la Información
Por

La seguridad de la información es la aplicación de tecnologías, procesos y controles para proteger sistemas, redes, prog...