¿Cómo quebró tu empresa? Esa es la pregunta que Bill le hizo a Mike en la novela de Hemingway “El sol también sale” “de 1926. La respuesta fue:” De dos maneras; gradualmente y luego de repente”. Esta parece ser la misma forma en que las empresas de moda se están viendo afectadas en el siglo XXI.

Algunas marcas icónicas en EU como JC Penney, J Crew o Neiman Marcus se han declarado en bancarrota en el 2020. Empresas muy endeudadas, faltas de liderazgo ejecutivo que no pudieron aguantar el embate final y arrasador de la pandemia. Se unen a Forever21, Sears, GAP o la británica Topshop que no sobrevivieron a los cambios impulsados por la digitalización en el sector moda. En España el impacto ha sido ya dramático ya que al daño del confinamiento se une la importancia de las ventas a un turismo desaparecido. EY y The Boston Consulting Group estiman que la industria de la moda retrocederá entre un 35% y un 40% en 2020 en España por la virulencia de la pandemia y que un 25% de las empresas de moda cerrarán.

¿Como se produce este fenómeno? ¿Cómo puede un sector verse tan afectado? Comienza despacio a medida que nuevos competidores recién llegados al mercado de la moda entendieron los cambios y las oportunidades que brindaba la disrupción tecnológica y los cambios en preferencias en el cliente. Estos nuevos jugadores comenzaron a crecer sin ser detectados por el radar de los grandes, sin causar demasiado miedo los gigantes de la industria. Los “pure players” como Amazon, Alibaba o Zalando capturaban poco al poco su cuota en el mercado de la moda. Si además aparece un elemento adicional como Covid con tantas consecuencias, se convierte en un acelerador del crecimiento de unos y la caída de otros. El lento deterioro hasta entonces de algunas empresas, se convierte de repente en lo que llamamos caída libre.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

La caída libre es el estado en el que el rendimiento financiero de una empresa empeora rápidamente. Cuando el valor de mercado colapsa y todas las medidas de desempeño se deterioran rápidamente. La historia nos dice que solo del 10% al 15% de las empresas que se encuentran en caída libre se recuperan y que, para hacerlo, necesitan redefinir su negocio principal. La caída libre ha sido el resulta de combinar la disrupción digital y el impacto del Covid.

Y mientras algunos jugadores del sector moda caen estrepitosamente, otros prosperan. En los ultimo meses, han salido a bolsa en Londres la mítica Dr. Martens o la plataforma digital de lujo “MyTheresa” valorada en $2200 millones en la bolsa americana Lo harán próximamente ThreadUp enfocada en la reventa de moda o Poshmark también dedicada a este negocio que impulsa la circularidad de la moda.

Mientras unos se desploman, otros crecen. ¿Será que estamos viviendo la creación destructiva de la nos hablaba Joseph Schumpeter en los años 40? Los que estaban preparados y con un balance fuerte se enfrentan a las crisis como una pandemia, como una oportunidad. Para los otros, el resultado de una crisis sanitaria como Covid, es una aceleración de su declive.

Suscríbete a Forbes México

Contacto:

Maria Eugenia Girón es profesora de IE UNIVERSITY*

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

vacuna covid
‘Vacunatón’
Por

La ‘Gran Logística’ se torna lenta, en un proceso donde ‘convencer’ e ‘inyectar’ serán igual de importantes, y la reacti...