La historia del mundo de los negocios no es un relato uniforme. Hoy más que nunca nos queda claro que es imposible abordar acontecimientos y eventos históricos sin tener parte en exhaustivas investigaciones y reflexiones en forma del quehacer empresarial. Es tiempo de  verificar y comprobar, de descubrir otros ángulos y  ver matices que, de alguna manera, nos ayuden a entender y contextualizar el mundo que nos rodea desde una nueva perspectiva. Imaginar y comprobar. Crear y verificar.

El panorama contemporáneo en el que se desenvuelven instituciones, empresas, corporaciones y proyectos de emprendimiento es el resultado de procesos históricos de progreso en la ciencia, adelantos en la tecnología, transformaciones económicas, modificaciones sociales y manifestaciones artísticas. En medio de tanto cambio encontramos un elemento común: el ser humano. Somos los hombres y mujeres los que nos constituimos como un elemento aglutinante. Somos de igual forma el gatillo que impulsa las transformaciones y que se beneficia de ellas. Somos el enlace que relaciona el pensamiento creativo con la inteligencia empresarial, la inteligencia artificial y la inteligencia humana.

En estos procesos, son muchos los convocados y pocos los que lograrán formar parte de este concierto que denominamos transformación. Nos preguntamos cuál es el ingrediente secreto que detona la chispa: La creatividad en la inteligencia de negocios. Las oportunidades para encabezar y dirigir la dirección del progreso estarán abiertas para los que entiendan cómo se gestiona en tiempos en los que el cambio es una constante. Se requiere de destrezas que nos permitan dar un rumbo responsable a nuestras organizaciones y a nuestra vida profesional y personal. Se necesita de creatividad y agilidad en la cuarta revolución tecnológica empresarial que estamos viviendo.

Sigue la información de economía y negocios en Forbes Centroamérica

La creatividad directiva agrupa, en forma sistemática, un modelo de curiosidad que nos permita explorar los aspectos más relevantes del terreno en el que nos desempeñamos. No se trata de mera intuición, sino de desarrollar las competencias necesarias en torno a la principal responsabilidad de un líder: orientar desde una perspectiva clara, práctica e inteligente. Se trata de entender cuál es el mejor camino, cómo tomar mejores decisiones que nos ayuden a construir una ventaja competitiva.

En esta condición, el objetivo de la creatividad directiva se centra en exponer los puntos de mayor trascendencia para la organización empresarial. La mente creativa no es la de un fantasioso que tiene la mirada perdida. Se trata de buscar un equilibrio entre la objetividad de los datos y la subjetividad de las buenas ideas. Se trata de echar a volar la imaginación, teniendo los pies en la tierra. Parece un oximorón y no lo es. Me refiero al balance justo de la creatividad en los emprendimientos entre la ciencia de datos y la argumentación con sentido humano.

Basta tender la mirada por la línea del tiempo y revisar los acontecimientos que narra el desarrollo de la Administración como área del saber. Nos daremos cuenta de que el ser humano, como ente de pensamiento, siempre ha sido el promotor del progreso. También ha sido el testigo que lleva registro de los avances. Asimismo es el beneficiario número uno si y sólo si sabe interpretar los signos de los tiempos. Las experiencias que están en el acervo humano nos permiten ver qué competencias y destrezas se han desarrollado para contribuir al cambio positivo. Nuestro pensamiento creativo es el origen.

Sigue la información sobre los negocios y la actualidad en Forbes México

Con este referente, podemos entender por qué la creatividad tiene una carga tan importante en el discernimiento de tendencias, oportunidades, así como de riesgos y reveces. Desde los albores de los tiempos, la creatividad ha sido el misterio que la condición humana quiere desentrañar. Personajes como Isaac Newton, Galileo Galilei, Lord Byron, Leonardo da Vinci, Marie Curie, Mary Shelley han sido timón y timonel. No ha sido gratuito.

Se convirtieron en un factor concentrador de esfuerzos y recursos que les posibilitaron armonizar los esfuerzos y recursos con los que contaron y se esmeraron en darles un cauce creativo. Por esta razón alcanzaron sus más altos propósitos. Actualmente, se requieren una serie de talentos que nos aseguren estar a la altura del reto de nuestro tiempo.

Hoy en día, requerimos de líderes que tengan conciencia de que su actuar es un elemento concentrador de esfuerzos y recursos que permitan gestionar y armonizar los propósitos; se necesita una serie de talentos y competencias que apuntalen su función directiva. Tendremos éxito en la medida en que logremos conjugar factores técnicos, científicos y humanos. Es preciso aprender términos financieros, ambientales, estructurales, organizacionales y poseer una colección de valores que fomenten la creatividad.

Sigue aquí el avance contra la pandemia en México y el mundo

Estoy segura de que el factor humano es la clave. Esta pandemia nos ha dejado claro que de poco sirve la infraestructura, los procedimientos, los activos, los equipos y la tecnología si no tenemos gente. Y, en las proximidades de la nueva normalidad, de nada sirve tener oficinas lujosas, maquinaria de última generación o tecnología de punta si el personal no sabe como operarlas.

La creatividad es una onda expansiva que impacta todos los ámbitos: el desempeño corporativo, profesional y personal que a su vez redunda en una correcta administración del resto de los recursos organizacionales. La suma creativa nos da como resultado un valor agregado que nos ayuda a encontrar el equilibrio entre la subjetividad y la objetividad.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

Contacto:

Correo[email protected]

Twitter: @CecyDuranMena

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

tecnología digital, ciberseguridad,
El viaje hacia la resiliencia digital en México
Por

Mientras atravesamos por los problemas de salud y economía que continúan generando incertidumbre a nivel mundial, la tec...