Por Sissi de la Peña

En el marco del Día Mundial del Internet, debemos ser conscientes del impacto que ha tenido en nuestras vidas en las últimas décadas y las transformaciones sociales y económicas que ha propiciado. Sin embargo, es también importante contribuir al debate sobre nuestra vida digital y el rol de las plataformas en el terreno económico, público y democrático. Hoy es un buen día para reflexionar en dónde nos encontramos y cuál será el futuro del Internet y el ecosistema digital.

Un excelente espacio de análisis y de reflexión, en el marco del Día Mundial del Internet, y donde la ALAI está presente, es el Senado de la República, donde a través de la Comisión de Ciencia y Tecnología y del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, se reúnen gobierno, académicos e investigadores, expertos del entorno digital y el sector público y privado, entre otros; para debatir sobre el futuro del internet y analizar qué necesitamos atender en materia de responsabilidad de intermediarios, moderación de contenidos y cuál es el impacto del metaverso en México, entre otros temas.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

En realidad no se parte de cero y esta problemática no es exclusiva de México. Ya diversos organismos, como la RELE de la CIDH, han comenzado procesos para delimitar los principios o reglas comunitarias bajo las que se debería regir nuestra convivencia en línea al igual que en lo físico. La realidad hoy es que existe deterioro del debate público en línea y la intolerancia con otras opiniones intenta establecer una única visión/verdad que solo lleva a autoritarismos, a discriminar o a negar opiniones de otros, afectando la democracia y generando violencia social. Es necesario atender estos asuntos con prioridad, dada la ola de discursos polarizados y campañas de desinformación que vivimos.

En este sentido, el Diálogo de las Américas para la Libertad de Expresión en Internet liderado por la RELE surge como respuesta a los desafíos que hoy enfrenta la libertad de expresión en línea. La región se encuentra en un punto de inflexión que necesita de un diálogo multisectorial sobre la calidad del debate público, la moderación de contenidos y la alfabetización digital para el desarrollo de habilidades cívicas. Por ello, mediante un proceso multisectorial y participativo, el Diálogo se propone elaborar (a través de un grupo ad-hoc del que ALAI forma parte) una propuesta de plan de trabajo para la CIDH que incluya recomendaciones sobre cómo abordar los desafíos digitales que enfrenta la región.

Ahora que nos toca reflexionar hacia dónde vamos con los avances tecnológicos que surgen y cómo afrontamos los retos que se nos presentan, es importante recordar el interés común de buscar el desarrollo del ecosistema digital para promover una visión positiva de Internet y las tecnologías digitales en un entorno abierto y que fomente la competencia, la privacidad y el respeto por los derechos humanos, tal y como lo señala la Declaración de 60 países para el Futuro de Internet, la cual representa un compromiso político entre los países firmantes y, del que vale la pena destacar, México aún NO ha firmado.

¿Ya nos tienes en Facebook? Danos like y recibe la mejor información

Por otro lado, justo unos días atrás, en la Conferencia del Día Mundial de la Libertad de Prensa de la UNESCO, el reporte Tendencias Mundiales en la Libertad de Expresión y el desarrollo de los medios, señala que en los últimos 5 años se han duplicado las solicitudes gubernamentales de eliminación de contenidos en las principales plataformas de Internet, amenazando los esfuerzos para salvaguardar la libertad de expresión y los derechos humanos en él, así como su universalidad y accesibilidad.

De igual forma, algunos gobiernos han utilizado los cortes de internet y otras herramientas para silenciar el discurso en línea. Este reporte destaca que algunas administraciones invierten en su capacidad para “filtrar” Internet, bloquean ciertos tipos de contenido o ralentizan el acceso para disuadir a los usuarios de buscar información en línea.

En la actualidad, gobiernos y plataformas han sido objeto de escrutinio: por un lado, las acciones de algunas administraciones han llegado a niveles alarmantes como los descritos. Mientras, las empresas privadas de Internet son cuestionadas por la manera en que gestionan discursos que no se ajustan a los estándares de la libertad de expresión y por cómo utilizan los datos personales. Este escrutinio es sano y debe trabajarse. Por ello, la importancia de generar políticas públicas en conjunto con todos los actores involucrados.

Sigue la información sobre los negocios y la actualidad en Forbes México

Como reflexión, desde ALAI, queremos destacar los aspectos positivos de internet como un catalizador del ejercicio de los derechos humanos. Cualquier discusión debe comenzar por reconocer los beneficios de las plataformas digitales. Como reconoce la declaración de Windhoek +30 en su punto 9: “las plataformas digitales juegan un enorme papel para facilitar el intercambio de conocimiento e información, incluso para grupos vulnerables y marginados, periodistas independientes y organizaciones de derechos humanos”.

A pesar de ello, las plataformas se encuentran en tensión, así que debemos tener cuidado con el voluntarismo regulatorio: es imposible adaptarse a normas locales, así que el enfoque debe ser una aplicación justa y universal. Gobiernos, plataformas y organismos deben trabajar en la definición de estándares internacionales y en cerrar la brecha de información para que los usuarios conozcan las herramientas existentes; y para ello, se requiere el diálogo conjunto y elevar la calidad legislativa para minimizar las consecuencias no deseadas.

Suscríbete a Forbes México

Contacto:

Sissi de la Peña, Gerente de Comercio Digital de ALAI*

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

dólar peso
La economía mundial, un reflejo en México y transacciones
Por

Si bien estamos saliendo de la pandemia y se esperaría una recuperación mayor, aun sufrimos por los movimientos que pued...