Ya sea de forma intuitiva o con datos verificados a nivel internacional, todas y todos somos conscientes de una realidad: las mujeres, y en específico las madres de familia, cargan con más peso que los varones, las labores del hogar, el cuidado de la familia y las desigualdades económicas derivadas de la pandemia por Covid-19.

En la víspera del Día de la Madre, es necesario un esfuerzo más determinante interinstitucional para visibilizar, atender y apoyar a combatir la desigualdad social y económica, además de la fatiga pandémica a la que ellas están expuestas.

A finales de abril, el Fondo Monetario Internacional (FMI), dirigido por Kristalina Georgieva, compartió un estudio en el que se analizó las experiencias de madres en Estados Unidos, Gran Bretaña y España. Afirma que las mujeres con hijos son las principales víctimas del cierre de actividades laborales. Cifras del Gobierno estadounidense indican que casi 2 millones de mujeres de más de 20 años salieron de la fuerza laboral durante la pandemia.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

Pero no es sólo el costo económico lo que preocupa a las mujeres, sino el emocional. ¿Cuántas familias en nuestro país y en toda Latinoamérica aún creen que los hijos sufren si la madre sale a trabajar? ¿Cómo incide este peso cultural en la toma de decisiones femeninas?

A principios de abril, la titular del Instituto de las Mujeres, Nadine Gasman, citó datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y aseguró que el 57% de mujeres que no buscaba empleo consideraba que “debían hacerse cargo de los cuidados no remunerados”.

El estudio “Mujeres: a un año de la pandemia”, que publicamos en el Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México en marzo, revela que dentro de las principales preocupaciones de las 23 mil mujeres que pidieron apoyo psicológico en la Línea Mujer y Familia y en el Chat de Confianza 55 5533-5533 eran problemas familiares y de pareja. Casi 300 expresaron estar agotadas por los cuidados del hogar y de la familia.

Sigue la información sobre los negocios y la actualidad en Forbes México

Hay apoyos económicos a nivel federal y local en favor de las madres de familia. Hay un llamado a las empresas para que reduzcan esa brecha salarial y que generen espacios laborales adecuados. Pero la verdadera contribución es que toda la familia y la comunidad se involucre en el cuidado de enfermos, personas mayores, niñas, niños y adolescentes y en las tareas del hogar.

Mientras la perspectiva social y cultural sea desigual, no habrá programa económico que pueda poner a las mujeres en condiciones similares a las de sus compañeros de trabajo. Es fundamental que todas y todos trabajemos en casa, que alcemos la voz ante las injusticias desde el hogar y ofrezcamos el acompañamiento psicológico que ellas necesitan.

No están solas. La sociedad entera está para ayudar a reducir el costo emocional de ser madre en pandemia.

Suscríbete a Forbes México

Contacto:

Salvador Guerrero Chiprés es Presidente del Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México.

TW: @guerrerochipres

www.consejociudadanomx.org

Twitter: @elconsejomx

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Cambio-Climatico_costo
La importancia de la gestión de riesgos ESG y la transparencia corporativa
Por

Las consecuencias potenciales financieras y sociales del cambio climático son cada vez más evidentes para las empresas,...