El 1 de diciembre del 2020, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador cumple dos años y la fecha sirvió para rendir un informe de gobierno, el cual fue más similar a un acto de campaña que un informe en el cual se presentan datos duros y se discute en torno a ellos.

Los datos presentados fueron pocos y se centraron mayoritariamente en el tema de seguridad, sobre todo en robo a casa habitación y a transeúntes, lo cual es razonable en un país que ha estado medio año encerrado por temas sanitarios. La baja movilidad en el exterior y el estar siempre en casa, provoca de manera natural una baja en esos delitos.

Para confirmar la sensación de un acto de campaña, basta con ver el inicio del informe de gobierno, en el cual se expone como un gran logro el ya no usar autos de lujo para transportarse en la toma de posesión del cargo hace dos años, aunque en posteriores giras presidenciales, su uso se ha vuelto cotidiano.

En lo que se refiere al manejo de la pandemia y lo que se debe hacer en 2021 para controlarla de manera real, el informe resultó decepcionante, ya que se expone como única solución el no seguir el modelo económico neoliberal y esperar que las vacunas en fase experimental tengan éxito.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

No se menciona ninguna estrategia de aislamiento a partir de pruebas rápidas, difusión de información de carácter científico o medidas de higiene, las cuales son una estrategia probada para reducir los contagios.

El tema de la pandemia requiere de un análisis del problema y planteamiento de soluciones con carácter técnico, lo cual nunca ha sido el fuerte de Andrés Manuel, razón por lo cual se le ha dedicado poco tiempo a ese asunto y en su lugar, se le dio paso a un discurso de campaña carente de cifras y de elaboración de política pública con rigor académico.

Otro tema a destacar, tiene que ver con el de energías limpias y el uso de gasolinas, en el cual se vuelve a insistir en la importancia de no importar gasolina, lo cual puede ser considerado como un logro, pero con la característica de que no hay mención sobre cómo incentivar el uso de otro tipo de energías.

El debate de la soberanía energética está anclado a un escenario mundial que ya no existe; la discusión de soberanía el día de hoy es de carácter científico y tecnológico, ya que la dependencia entre naciones se da por el uso y acceso de las innovaciones de ese sector. El control de una nación sobre otra ya no es por gasolina y petróleo, tal como el Presidente de México plantea.

En la parte de temas de género, Andrés Manuel se limitó a citar la cifra de feminicidios de su administración respecto a las anteriores, pero sin profundizar en el tema.

Al igual que con las energías limpias, López Obrador sigue en una idea anclada al siglo pasado, en el cual se normalizaba que las mujeres sean quienes cargan con el tema de los cuidados a enfermos y personas mayores.

Más de una vez en su conferencia de prensa diaria, el Presidente ha mencionado que la primera línea de defensa contra el Covid son las familias y en especial las mujeres, quienes deben hacerse cargo de esa labor.

Sigue la información sobre la economía y los negocios en Forbes México

El día de hoy los gobiernos de izquierda en el mundo están buscando contar con un plan que reduzcan las brechas económicas y sociales entre todos los géneros, al mismo tiempo que se construyen estrategias para incentivar energías limpias y el cuidado del medio ambiente. En este informe se mencionan los temas, pero sin profundizar en ellos, ya que no hay un plan que atienda esos temas.

Como último punto a destacar, hay una mención sobre el hecho de que las bases para construir un nuevo país están sentadas ya, aunque sin explicar cómo se ha hecho, lo cual de nueva cuenta genera la sensación de estar en un acto de campaña y no en un informe.

Para sentar las bases de un nuevo acuerdo social como país, es necesario modificar los pilares del viejo Estado priísta, los cuales son la Constitución, las fuerzas armadas y el sistema educativo.

La administración de López Obrador ha dado más fuerza a las mismas fuerzas armadas que han crecido bajo el cobijo del PRI, ha regresado a un sistema educativo que el PRI construyó y las reformas constitucionales que ha hecho para cancelar las reformas estructurales, hacen que el país se parezca más a lo que el PRI administraba a mediados del siglo pasado.

Al final, el informe de gobierno resultó en un acto más de campaña, ya que esa es la arena en la cual se siente cómodo, dejando de lado el analizar bajo una óptica técnica y por ende, proponer soluciones que puedan resolver el escenario actual de México.

Suscríbete a Forbes México

Contacto:

Twitter: @edmar_lezama

Instagram: edmar_lezama

Correo: [email protected]

El autor es Docente de economía en la UNAM, coordinador del Programa Único de Especializaciones en Economía (Posgrado, UNAM). Corredor y fotógrafo amateur en los ratos libres.*

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

pymes negocios
El líder de empresa en tiempos de pandemia
Por

Este maldito virus (el que no debe ser nombrado) llegó a cambiar todo para muchos.