En diversos estudios que hemos realizado, hemos podido observar una falta de consistencia en cuanto a la forma en que se abordan los temas de ESG (Environment Social and Governance, por sus siglas en inglés) desde el punto de visita organizacional ya que, en algunos casos, no existe un accountability claro. En la mayoría de las organizaciones no encontramos un CSO (Chief Sustainability Officer – por sus siglas en inglés), por el contrario, encontramos responsabilidades dispersas a lo largo de la organización, así como esfuerzos muy aislados en esta línea, pero, ¿qué aplica y quiere decir esto para M&A?

Llevamos años viendo transacciones en las que dentro del departamento de compliance se realizan análisis de suelo, aire, un análisis de la institucionalización del target, etc. Además de esfuerzos de empresas familiares moviéndose a esquemas de gobierno para gestionar sus negocios de forma más institucional, todo ello dependiendo de lo que se busca adquirir o la estrategia organizacional y la industria; sin embargo, en raras ocasiones nos encontramos esto como el número 1 en la lista de prioridades o no negociables dentro de las operaciones. Finalmente parece que el momento ha llegado ya que esto se debe llevar a la mesa como un tema fundamental dentro de cualquier adquisición, ¿o no?

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

Partamos del siguiente dato que encontramos en un estudio realizado por intralinks, donde informan el número de veces que se comenta algo alrededor de ESG en las llamadas de inversionistas o earning calls como se les conoce popularmente, en empresas de S&P500.

Detectamos que del Q1 de 2018 no llegaban ni a diez menciones y para el Q4 de 2020 ya supera las 120 menciones (ver gráfico), lo que parece alentador porque muestra cada vez un interés mayor al respecto; no obstante, la gran pregunta sigue siendo ¿Cuánto de esto se lleva a la mesa de negociación y determina si se realiza o no una transacción? Y ¿cuánto debería priorizarse?

Nuestro punto de vista es que se debe tomar cada vez más en serio y que en el contexto de cualquier estrategia de crecimiento inorgánico la organización debe plantearse los siguientes tres elementos para definir su postura ante los asuntos de ESG:

Sigue la información sobre los negocios y la actualidad en Forbes México

  1. El primero es desde el punto de vista de la industria a la que pertenece la compañía. Evaluar el impacto en los siguientes 5-10 años y de ahí partir sus hipótesis de crecimiento inorgánico.
  2. El segundo es desde la perspectiva de la organización. Tener claridad dónde, cómo y cuándo se van a abordar estas cuestiones y de esta misma manera ocuparse de forma consistente en cualquier transacción, como si fuera el área de Finanzas, Recursos Humanos o cualquier otro.
  3. Finalmente, el punto de vista filantrópico. La corporación debe plantear con claridad cuál es su postura ente los temas de ESG y ello traducirlo en su estrategia de M&A. ¿Están dispuestos a adquirir firmas con alto nivel de conflicto con el medio ambiente? ¿Qué negocios se pueden desinvertir para disminuir mi huella de carbono? ¿Qué tecnología puedo adquirir para que me ayude a disminuir mis riesgos de ESG? ¿Cómo quiero que sea mi relación con la sociedad de la que formo parte?

Es definitivo que el tema tomará impulso en los siguientes años y estaremos compartiendo diferentes puntos de vista al respecto ya que no es solo un tema que se requiere evaluar para una transacción sino para el futuro del planeta y los intereses de todos los que lo habitamos.

Sigue la información de los negocios en nuestra sección especializada

Suscríbete a Forbes México

Contacto:

*Ale Fayad es Principal M&A de Mercer.

*Sofia Cruz, M&A Transactions, Multinational Client Group

Correo[email protected]

Correo: [email protected]

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

2022, un año decisivo para la ciberseguridad
Por

Durante los últimos meses vimos empresas del sector privado, organizaciones de servicios públicos y entidades gubernamen...