La Jefa de Gobierno de la Ciudad de México provocó una andanada de críticas por su opinión respecto a las manifestaciones violentas del feminismo en la CDMX, en una entrevista publicada por El País Semanal, el 21 de noviembre. “Yo no entiendo esa idea de destrucción asociada al movimiento feminista. No estoy de acuerdo con quien dice que, como las mujeres hemos sufrido violencia, tenemos derecho a violentar” son algunas de las expresiones que fueron replicadas por prácticamente todos los medios nacionales.

Las expresiones se suman a la postura que ha tenido hacia las protestas feministas masivas desde 2019 y que es coincidente con la narrativa del presidente López Obrador frente a este movimiento

Pero más allá de las opiniones que genera la relación de Sheinbaum con el feminismo, la gobernante lanza un planteamiento interesante para reflexionar sobre el uso de la violencia en las diversas movilizaciones feministas ocurridas en distintas ciudades del país.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

Por un lado, está el tema de quienes se habrían infiltrado este movimiento. La misma Jefa de Gobierno ha referido algunos nombres específicos de quienes estarían aprovechando las manifestaciones para provocar un daño a su administración sin que, a final de cuentas, se conozca a fondo el resultado de algún tipo de investigaciones en esta ruta.

Hablar de infiltración es difícil cuando las protagonistas de las recientes movilizaciones feministas son mujeres jóvenes que han optado por tomar calles y espacios públicos, sin liderazgos unificados ni definidos y que han optado, a diferencia de los movimientos feministas anteriores, a recurrir a la violencia para hacerse escuchar y provocar un alto al sistema patriarcal. Sin embargo, pese a estas expresiones genuinas por demandar un alto a la violencia contra las mujeres, persiste un tufo de infiltración que parece querer utilizar la causa para otros fines, desde criminalizar al movimiento para lograr su descalificación popular, hasta provocar un golpeteo hacia ciertos actores políticos y no exclusivamente nacionales, sino también locales en las ciudades del país donde vemos actos de vandalismo y violencia perpetrados en nombre del feminismo.

El otro lado del argumento, el de rechazar el feminismo violento porque genera más violencia y no resuelve el problema de fondo, es más complejo. ¿Cómo entender un movimiento reivindicativo de derechos que es violento? La opinión de Sheinbaum podría ser compartida con la mayoría de la sociedad mexicana. Según una encuesta de 2020 de Consulta Mitofsky, se percibe un aumento de la violencia contra las mujeres y niñas en los años recientes, pero en promedio, 7 de cada 10 encuestados estuvieron en contra de las marchas que afectan vialidades, tomen instalaciones o dañen edificios y monumentos[1].

¿Ya nos tienes en Facebook? Danos like y recibe la mejor información

¿La violencia es una estrategia eficaz para lograr los objetivos del movimiento feminista del siglo XXI en México? Más allá de las opiniones que ello genera, los estudios sobre la resistencia civil pacífica dan pistas útiles. Luego de analizar cientos de movilizaciones entre 1990 y 2006, una investigación académica encontró que aquellos no violentos tuvieron dos veces más posibilidades de ser exitosos en alcanzar sus fines que las campañas violentas. Pero además de la no violencia, el apoyo popular es determinante: el éxito de la protesta se logra cuando obtiene el apoyo de al menos 3.5% de la gente[2]. En el marco de la conmemoración del 25-N vale la pena cuestionar si las protestas feministas de los años recientes están logrando ganar el apoyo de la gente.


[1] Mexicanos perciben aumento de feminicidios (Encuesta), 17 de febrero de 2020, Consulta Mitofsky. Disponible en: http://www.consulta.mx/index.php/encuestas-e-investigaciones/item/1331-mexicanos-perciben-aumento-de-feminicidios-encuesta

[2] Erica Chenoweth y Maria J. Stephan, Por qué la resistencia civil funciona. Disponible en: http://www.consulta.mx/index.php/encuestas-e-investigaciones/item/1331-mexicanos-perciben-aumento-de-feminicidios-encuesta

Suscríbete a Forbes México

Contacto:

Maestra en Políticas Públicas por la Universidad de Oxford y Licenciada en Ciencia Políticas y Relaciones Internacionales, por el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE).

Twitter: @palmiratapia

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Pobreza en tiempos de pandemia
Programas sociales, contención de la pobreza en pandemia
Por

La pandemia trastocó muchas de las proyecciones de los gobiernos en el mundo que ajustaron políticas económicas que no h...