Durante esta crisis del Covid hemos visto como la gran mayoría de las industrias del mundo y de nuestro país han sido duramente golpeadas. Una de las más afectadas ha sido la industria del turismo, que ha sido por muchas décadas uno de los motores más importantes de la economía mexicana. Este sector representa casi el 9% del Producto Interno Bruto (PIB) y da empleo directo a más de 4.5 millones de personas. Si agregamos los empleos indirectos, el sector turístico da empleos a más de 10 millones de personas a lo largo y ancho del país.  Según estimaciones del Consejo Empresarial Nacional Turístico (CNET) y la Universidad Anáhuac, en el 2019 esta industria generó 25,000 millones de dólares en ingresos, a través de más de 45 millones de turistas que nos visitaron. Antes de la pandemia, México era el séptimo destino turístico a nivel mundial. Y todo esto contribuía, pre Covid, a generar valiosas divisas extranjeras y producir una saldo superavitario en la balanza comercial de casi 15,000 millones de dólares.

Desde la primera alarma de esta pandemia, toda la actividad económica relacionada con el turismo sufrió un golpe muy fuerte. El cierre de las economías, cancelación de vuelos y actividades no esenciales han tenido un impacto directo en innumerables negocios y regiones de nuestro país. El CNET estima que únicamente en el sector turismo se han perdido más de 1 Millón de empleos, han cerrado más del 80% de los hoteles y han dejado de operar más de 50,000 restaurantes. Todo esto ha llevado a que el sector turismo pierda más de la mitad de sus ingresos y pierda casi el 45% de su relevancia en la economía de México, donde se estima que ahora contribuye únicamente al 4.9% del PIB. Estamos ante la peor crisis de nuestra historia. Todo esto está poniendo en riesgo real lo que hemos construido en Turismo con tanto esfuerzo en décadas de trabajo.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

En los últimos meses ha quedado plenamente demostrado que las economías del mundo están interrelacionadas de formas que a veces no nos imaginábamos. El cierre de las fronteras ha tenido un impacto devastador en el sector turismo. A lo largo de todos los destinos turísticos de México, hay una lucha entre dos fuerzas implacables que no pareciera puedan cambiar en el corto plazo: La preocupación por la salud y la seguridad durante la pandemia, así como una preocupación igualmente válida por la supervivencia económica. Nuestro país ha sido uno de los países más golpeados por esta pandemia con más de 209,000 muertes y una de las tasas de mortandad más altas del mundo. Estas cifras llevaron, a finales de Enero, al gobierno canadiense a cancelar la mayoría de los vuelos a México para no exponer a sus ciudadanos a contagios en un país donde perciben no se tiene la crisis bajo control.

Todas estas cifras y acontecimientos de los últimos meses, hacen evidente que necesitamos un plan de acción congruente a nuestra realidad, con sentido de urgencia y efectivo. Es importante mencionar que no todo son malas noticias. En el ejercicio presupuestal del 2021, el Gobierno Federal ha destinado un aumento muy importante de más de 600% en el gasto vs el 2020 al sector turístico. Bien canalizado, estos recursos pueden ser esa tabla de salvación que tanto necesita esta parte de la economía. Es indispensable que los sectores privados y públicos trabajen de manera conjunta en atender el enorme reto que tenemos enfrente. En días pasados algunas de las principales organizaciones económicas de México, como la CNET, la COPARMEX, la CONCANACO y otras  presentaron una serie de iniciativas y sugerencias a Tathiana Clouthier, nuestra secretaria de Economía. Algunas de ellas son:

Sigue la información sobre los negocios y la actualidad en Forbes México

• Declarar al turismo como actividad esencial.

• Poner a los trabajadores de la industria dentro de las prioridades en los procesos de vacunación.

• Integración de paquetes de ayuda para las empresas.

• Mantenimiento y fortalecimiento de los protocolos sanitarios.

• Asegurar la conectividad aérea.

• Reactivar el turismo nacional e impulsar el turismo carretero.

• Canalización de los recursos del Impuesto al Hospedaje a la promoción turística.

• Concreción de medidas legislativas para el apoyo a la recuperación turística.

• Capacidad de reacción ante situaciones fortuitas/ gestión de crisis.

No hay duda que ahora que estamos ante la peor crisis de nuestra historia debemos de actuar con decisión. Nuestra industria turística es uno de nuestros grandes pilares de desarrollo. Hoy más que nunca es imperativo trabajar para restaurar su relevancia y reconstruir nuestras ventajas competitivas en el mundo post Covid. #OpiniónCoparmex

Suscríbete a Forbes México

Contacto:

Luis Durán es Director General de Strategy Primus y Presidente del Comité de Difusión de la COPARMEX*

@LuisEDuran2

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @CapitolCComm

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

plataformas-de-streaming
Live Streaming Commerce; La nueva manera de vender
Por

El comercio electrónico sigue revolucionando la forma de hacer negocios en el mundo y ahora en América Latina empezamos...