El impacto que ha tenido la pandemia en nuestra vida cotidiana y en nuestra economía es notorio. Sectores como el inmobiliario, por ejemplo, tienen que adaptarse, debido a que la población ha transformado sus exigencias. Un fenómeno que ha incidido en este mercado, por ejemplo, son los nómadas digitales.

Ante la pandemia de Covid-19 que exige el trabajo o estudio en casa, las personas comparten espacios laborales o vivienda que les permiten una conexión a internet estable, pero también la reducción de gastos de renta. Hay una necesidad de “networking”, es decir, que las y los profesionales y emprendedores necesitan reunirse o mantenerse en contacto para construir relaciones y desarrollar oportunidades de negocio.

Por ello, más personas extranjeras, turistas y visitantes, eligen a nuestro país entre los destinos favoritos para descansar y trabajar a distancia. Pero las y los mexicanos viven una realidad distinta.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

El incremento de precios que imponen algunas empresas inmobiliarias, no necesariamente responden a las exigencias de la oferta y la demanda y no consideran la situación actual. De acuerdo con cifras de la empresa Mercado Libre, las búsquedas de una vivienda han crecido 9 puntos porcentuales en el primer trimestre de 2021 y 7% en el Estado de México. Sin embargo, no ha sucedido lo mismo con las adquisiciones.

La empresa de Bienes Raíces, Lamudi, señala que debido a la contingencia sanitaria el mercado inmobiliario ha observado un retroceso en las operaciones de venta de inmuebles, sobre todo residenciales. El decremento fue hasta del 16%. Y es que la situación económica ha obligado a personas de entre 29 y 39 años a volver a la casa de sus padres, a adquirir departamentos con más personas o a detener sus planes de compra.

Con pleno conocimiento de esta realidad, el mercado inmobiliario debe reinventarse. Adaptar los espacios de acuerdo a las necesidades actuales y publicitarse con precios competitivos.

Sigue la información sobre los negocios y la actualidad en Forbes México

Se esperaría que las grandes empresas nacionales inviertan en mayor medida México. Algunas empresas extranjeras voltean a ver los inmuebles en nuestro país e incluso han abierto negocios, oficinas o centros de esparcimiento; incluso muchas personas se han mudado, debido a que no es necesario el traslado a la oficina.

Una transformación en el mercado inmobiliario no sólo cambiaría la vida de las personas que necesitan una vivienda adecuada a sus necesidades laborales y de vivienda. La apertura a créditos y la readaptación de precios también contribuiría al desarrollo de otras industrias y al crecimiento económico del país.

Suscríbete a Forbes México

Contacto:

Salvador Guerrero Chiprés es Presidente del Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México.

TW: @guerrerochipres

www.consejociudadanomx.org

Twitter: @elconsejomx

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Votaciones elecciones INE
Los riesgos climáticos frente a las elecciones del 6 de junio
Por

La sostenibilidad ha alcanzado un punto de inflexión en el último año, sobre todo derivado de que empresas y agentes fin...