Después de más de año y medio de la realidad de esta terrible  pandemia debemos de enfocar todos nuestros esfuerzos hacia la recuperación económica. Como ha sido ampliamente difundido, el año pasado nuestra economía decreció casi 9%. Este año se espera que el crecimiento sea alrededor del 6%. Es decir, estaremos todavía a 3% de regresar a los niveles pre pandemia de nuestra economía. El consenso de crecimiento para el 2022 es del 2-3%. Como cualquier organización que pasa por una crisis, para nuestro país es momento de planificar para apalancar nuestras fortalezas y atender nuestras debilidades.

Nuestras fortalezas son muchas y diversas. Primero que nada, la cercanía a la economía de Estados Unidos que está en un proceso de franca mejora, gracias a todos los apoyos que han tenido hacia todos los sectores durante esta pandemia. Además, el Senado de ese país ha aprobado recientemente el plan del Presidente Biden para ampliar la infraestructura de Estados Unidos. Este plan de inversión tiene como principal intención la de ayudar a que la economía de ese país se recupere lo más rápido posible después de la pandemia. Para darnos una idea de la dimensión de este plan, son más de 3 trillones de dólares, que representan más del doble de la economía anual mexicana.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

Debemos  aprovechar nuestras ventajas competitivas, así como nuestros costos favorables y los derechos de libre comercio que nos da el T-MEC y que nos ponen en una situación inmejorable para ser los más beneficiados de esta relación. Para los observadores expertos y economistas experimentados el plan de infraestructura de Biden, sin duda, tendrá un impacto positivo en la economía de México.

Por ejemplo: La red de cadenas de valor internacionales tan golpeadas en la pandemia, podrían hacer que las exportaciones de México a Estados Unidos se dupliquen, ya que muchos de los recursos que se necesitan para desarrollar su infraestructura provienen de proveedores mexicanos. Esto también significa un auge en la inversión y el empleo para México, ya que el 80% de la electrónica y los plásticos necesarios para los proyectos planificados se fabricarán en México, beneficiando al Norte del país en particular. A mediano plazo, cabe esperar un repunte de las industrias automotriz y eléctrica. Este aumento de las exportaciones ayudará a México a recuperarse de la pandemia y a mejorar su superávit comercial.

¿Ya nos tienes en Facebook? Danos like y recibe la mejor información

También es importante considerar que todas estas nuevas inversiones, crearán nuevas necesidades en los consumidores de los EUA y ello abrirá el camino para nuevas industrias y oportunidades de inversión en México, especialmente en nuevas tecnologías de innovación e investigación y desarrollo de energías renovables.

Si a todo esto le sumamos el factor indiscutible del conflicto China-EUA, es evidente que estamos ante una oportunidad generacional con muchos factores a nuestro favor que difícilmente se van a repetir en un futuro.  La clave será  aprovecharlos con estrategias efectivas y sentido de urgencia. Será también muy importante mitigar algunos de los factores que distraen o restan a estas fuerzas positivas. Tales como un mejor manejo de la pandemia, desarrollo de políticas que fomenten y den certidumbre a la inversión, además de tener un acercamiento oportuno con las autoridades económicas de nuestro vecino país para construir un plan efectivo.  Es momento de actuar con congruencia y construir sobre nuestras fortalezas con nuestro principal socio comercial. #OpinionCoparmex

Suscríbete a Forbes México

Contacto:

Luis Durán es Director General de Strategy Primus y Presidente del Comité de Difusión de la COPARMEX*

@LuisEDuran2

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Impuesto digtal
#PandoraPapers: Los ricos también roban
Por

Lo que estos documentos revelan en resumidas cuentas, es el modus operandi a través del cual, los grandes empresarios y...