La tecnología es apasionante y con gran relevancia en el mundo de los negocios y en nuestras vidas. El poder de imaginar las formas en las que transformamos radicalmente la forma de hacer miles de cosas en el día a día nunca había resonado con tanta fuerza. Aunque tenemos un panorama claro con cifras que nos muestran cómo ciertas tecnologías están revolucionando industrias completas, son en realidad las personas y organizaciones quienes harán posible esos cambios.

Si bien el viaje hacia la transformación digital es único para cada quien, hemos encontrado un trayecto que puede resultar bastante interesante para todas las empresas que deseen vivir ya los beneficios de la misma; acompañados de cuatro super poderes que sin lugar a dudas cambiarán al mundo: la nube, el cómputo de borde inteligente (Edge Inteligente), la inteligencia artificial y la conectividad impulsada por 5G. A continuación, les describiré como es este recorrido por este emocionante viaje.

El recorrido empieza con la Nube, que funciona como la base sobre la que se despliegan todas las aplicaciones empresariales, en un entorno flexible, escalable y seguro. Actualmente, se trata de la puerta de acceso a una digitalización avanzada y, dado su desarrollo actual, no es necesario ser una empresa grande para contratarla. La mayoría de los grandes proveedores de este servicio ofrecen hoy modalidades listas para implementar para que empresas de cualquier tamaño muden parte de sus cargas de trabajo.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

En México, hemos visto un crecimiento exponencial que nos pinta un panorama sorprendente y lleno de posibilidades. De acuerdo con cifras de Statista en México, entre 2019 y 2020, el mercado total de la nube aumentó en 31%, y los pronósticos recientes de la consultora IDC indican que la Infraestructura como Servicio de nube (IaaS) crecerá hasta 29.4% hacia finales de 2021. Es importante destacar que esta misma consultora prevé que México será de los países que más invertirán durante 2021 en la modalidad de IaaS en todo el mundo, probablemente por la gran facilidad que ofrece a organizaciones de todas industrias de contar con una infraestructura flexible y personalizada a sus necesidades, lo que seguramente permitirá revitalizar y amplificar el entorno de los negocios.

Pero esta migración de infraestructura y los servicios que surgen de ella generan mucha información, y a medida que incrementa la interdependencia con esta modalidad, aumenta la necesidad de procesar enormes cantidades de datos en tiempo real, de forma segura, eficiente e ininterrumpida.

El segundo superpoder es la Inteligencia Artificial (IA), y es la clave para el crecimiento de la infraestructura digital del mundo. Algunas de las preguntas de negocio más relevantes de nuestra época giran en torno a qué podemos hacer con toda la información disponible y cómo podemos mejorar nuestra capacidad de procesarla para tomar decisiones de negocio o incluso generar nuevas ideas que sean monetizables.

La IA es precisamente la tecnología que complementa este esquema, ya que realiza análisis detallados con más rapidez de lo que un humano sería capaz, y es ideal para tareas repetitivas. A medida que se han afinado sus usos estratégicos, nos han permitido liberar tiempo para que la creatividad de las personas se aproveche para otras tareas como el pensamiento creativo y aumentar las cifras de productividad de manera récord. De acuerdo con un estudio de la consultora PwC, la IA contribuirá con hasta USD $15 mil millones a la economía mundial en el 2030 y, aunque los pronósticos son muy variados, se estima que puede tener un impacto muy positivo en el crecimiento del PIB de un país.

Sigue la información sobre los negocios y la actualidad en Forbes México

Toda vez que ya contamos con una infraestructura basada en la Nube y el poder de la Inteligencia Artificial, se vuelve entonces de suma relevancia el poder capturar información valiosa, en tiempo real, para mejorar nuestro margen de respuesta, hacer más eficiente nuestros procesos y mejorar nuestro servicio al cliente. Para ello, se han desarrollado innovaciones en lo que consideramos el tercer superpoder del mundo, el cómputo de borde inteligente, que en términos sencillos se refiere a la captura y análisis de información en el mismo sitio en el que se genera. Tan sólo en 2021, Deloitte considera que su valor total del mercado global se expandirá hasta los $ 12 mil millones de dólares y mantendrá un crecimiento aproximado de 35% anual hasta 2023 cuando al menos 70% de las empresas del mundo ejecuten una parte de su procesamiento de datos en el borde, ahorrando tiempo y recursos en el proceso.

Mediante cámaras y sensores seremos capaces de capturar y utilizar información al instante para asegurar la continuidad y funcionamiento de servicios vitales, como el monitoreo de un envío sensible para una empresa de logística, la atención y cuidado médico remoto, y el mantenimiento de redes de comunicación de las que dependemos para labores esenciales como trabajar y estudiar. Este cambio radical está a la vuelta de la esquina, y requiere de la inteligencia artificial para suceder.

Sigue aquí el avance contra la pandemia en México y el mundo

El cuarto y último superpoder es la conectividad impulsada por redes de 5G. Cuando contamos ya con un grupo considerable de dispositivos, capturando información de la nube al borde, y viceversa, la mejor forma de hacerlo a una velocidad óptima es con redes 5G. Si bien desde hace algunos años se ha hablado sobre su llegada y despliegue en México, aún no queda claro cuando se realizará. Se trata de un tema complejo que requiere de un enorme esfuerzo y colaboración entre la iniciativa privada y el sector público, pero a través de esta red, podemos terminar de hilar los grandes beneficios que ofrecen los otros tres pilares, y crear un flujo estable y continuo que nos permita llevar esos beneficios, de lo virtual a lo real y de lo teórico a nuestro día a día.  

Como seguramente se habrán dado cuenta, este viaje de transformación deja beneficios en cada paso, pero el mejor escenario solo es posible si integramos el uso de estos cuatro superpoderes.

El cambio será gradual, y estoy convencido de que al final nos veremos como parte de un entorno irreconocible. Con estas tecnologías, podremos seguir materializando nuestro propósito y enriquecer la vida de todas las personas del planeta.

Suscríbete a Forbes México

Contacto:

*Santiago Cardona, director general de Intel México

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Ciberataques
Descifrando el ecosistema del ransomware
Por

Todos recordamos cómo aumentaron los ataques de ransomware en 2020.