¿Qué tan frecuente es que mientras te bañes broten ideas que por su originalidad, hasta a ti te sorprendan?

Si te llega a suceder, entonces perteneces al 72% del que habla el psicólogo conductual Scott Kaufman, quien asegura que es en la regadera donde tienes los momentos más creativos del día.

Piénsalo como si estuvieras bañándote: estar de pie, sin ropa y con los párpados cerrados es un ambiente propicio para esfumar las barreras que limitan tu creatividad. Dicho de otro modo, se trata de una incubadora de ideas.

¿Pero eso significa que antes de una presentación o de una junta importante debes tomar un regaderazo? ¿Y si aún en el baño no fluyen las ideas ni para cantar algo tranquilo y tropical?

¿Te puedes quedar en blanco?

Por definición, la mente es un ente liberador de ideas, mismas que con la imaginación y el soporte de las referencias personales tienes acceso a patrones poco evidentes, conexiones más lejanas y por lo mismo, más interesantes, junto a la habilidad de enriquecer el pensamiento abstracto y con ello hacer tu vida más disfrutable.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

Pero alguna vez te habrá sucedido que te quedas con la hoja en blanco por varios minutos pensando que así se habrá quedado tu cerebro. ¿Es factible quedarse sin ideas?

Replantear. Hurgar. Resignificar. Imaginar.

En realidad, no se habla de lo que no se conoce, pero también se habla de la manera en la que uno se encuentra. Velo de esta manera: si te has encargado de alimentar el tanque del combustible de tus ideas (música, películas, libros, conversaciones, revistas) y estás abierto a ser flexible y ver la costumbre como una oportunidad para ser reimaginada, te será más accesible generar ideas para el objetivo que sea en el que quieras depositar tu mirada.

Si, por el contrario, no existe la motivación por variar tu rutina, consumes los mismos referentes culturales y te autodefines como un caso perdido en la historia de la inventiva, no es que no tengas ideas. Solo navegas en tu propio marco y no estás alimentando el ciclo para dar cabida a nuevas oportunidades de miradas y referencias en tu marco de interpretación del mundo (que eso somos).

¿Qué es creatividad?

Visto así, la creatividad no es otra cosa que la oportunidad de resignificar la vida de manera continua. Todo puede ser interesante y guardar un vínculo estrecho, a menos que prejuzgues lo contrario. De esa forma, no vemos el mundo como es, sino como somos. Por eso la fuente primordial de ideas, como la lectura, la música y las grandes charlas son los portales para acceder a modelos de pensamiento ajenos.

Y en el poco, pero probable caso de que se eviten los prejuicios inerciales en un ejercicio como éste habrá posibilidad de ampliar el punto de vista y asomarse con curiosidad a formas, figuras y posibilidades del pensamiento y no solo a la costumbre.

 ¿Cómo te sientes cuando estás diseñando un proyecto que va cobrando forma? Ya sea una canción, una presentación o un modelo de negocio, cuando tu potencial está puesto de manera unipuntual y sin distracción.

Los problemas se disipan, el tiempo fluye y tu energía galopa. ¿Por qué? Estás conectado con uno de los procesos primarios para los que fue hecha la especie humana: generar ideas.

Sigue la información sobre los negocios y la actualidad en Forbes México

¿Mengua la inventiva?

Lo cierto es que conforme uno crece, en un mundo tan demandante y arquetípico como este, las habilidades creativas van perdiendo fuerza. De niños queremos ser astronautas y hablamos con un amigo imaginario, hasta que nos estresa pagar impuestos y le tememos al colesterol.

Pero la creatividad no es algo que se extingue: se trata de una destreza que se puede cultivar. Y como cualquier práctica, con disciplina y motivación, en poco tiempo será un hábito que practiques con el gusto que merece.

Cuatro puntos para considerar si crees carecer de buenas ideas

  • Las consecuencias vienen de las causas

Si buscas generar varias buenas ideas, necesitas exponerte a ellas. Suma todos los referentes que puedas a diario, como disciplina de vida. La amplitud y las conexiones de tus referencias darán pie a tu originalidad.

  • Haz tu propia incubadora

Se lee más desafiante de lo que es: alista un block de notas digital o análogo para concentrar en él y con la estructura y clasificación que se te antoje, un archivo de ideas. Juega con las listas, algunas tendrán más estructura, no importa.

  • El siguiente paso

Las ideas requieren ser implementadas para ser un agente de valor práctico. Llevar a cabo un ejercicio de tubería, en el que hiles las ideas en torno de una conclusión, puede ser de utilidad. Enfrentar ideas en equipos también es otra táctica que conduce a borradores interesantes que deriven en una ejecución de valor.

Sigue en esta sección el avance contra la pandemia en México y el mundo

  • Hasta en tu locura, que haya metodología

Las ideas creativas llegan con frecuencia cuando no estás tratando de resolver un problema. La mente trabaja de ese modo: entre más relajada y suelta, las ideas lejanas se asocian con mayor facilidad. Pero una cosa es llevar las ideas a la bitácora y otra, hablar de actos creativos. Por un lado, hay que promover los flujos de ideas y luego valorarlas y priorizarlas de acuerdo con su capacidad de aterrizar en un proyecto accionable.

A manera de posdata, si sientes que te están faltando buenas ideas, elige una o varias de estas propuestas, para incrustarlas en tu vida cotidiana. Sin prejuicio.

  • Practica juegos de mesa
  • Sorpréndete con los detalles
  • Viaja, aunque sea a otra colonia
  • Mantente abierto y curioso en torno de lo que te rodea
  • Evita interrupciones durante lo que hagas
  • No temas a los errores
  • Habita tu respiración y hazte presente mentalmente
  • Rompe rutinas diarias
  • Evita escuchar las mismas canciones
  • Prueba un nuevo pasatiempo
  • Ábrete a un nuevo curso de algo inimaginado
  • Lee algo que no imaginaste leer
  • Diviértete durante el transcurso del día

Suscríbete a Forbes México

Contacto:

Eduardo Navarrete ee especializa en dirección editorial, Innovación y User Experience*

Twitter: @elnavarrete

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Escuela en casa, clases en linea, regreso a clases, clases en linea clases virtuales, educación, estudiante, escuela privada, secundaria
Aprendizaje online en México, ¿hacia dónde vamos?
Por

La pandemia sacudió al sistema educativo en México, pero los aprendizajes (y su aplicación) sólo los podremos observar c...