Los medios sociales por sí mismos no pueden generar movimientos, pero sí son una plataforma idónea para su gestación.

 

 

Desde que las redes sociales hicieron boom hace un par de años, casi todos los aspectos de la comunicación han cambiado, no sólo los ámbitos relacionados con los medios masivos, la publicidad o la información y el entretenimiento, sino también algunas esferas del cómo convivimos con nuestros semejantes, cómo socializamos e incluso hasta cómo expresamos nuestro malestar social.

PUBLICIDAD

De acuerdo con un estudio publicado por el Harmony Institute, un individuo actúa en las redes sociales movido por 4 necesidades básicas:

  • Para satisfacer necesidades emocionales acerca de la propia percepción, es decir, para saber qué piensa su círculo social inmediato y de esa manera, construir o revalorar su imagen personal.
  • Para mantener interacción social con familiares y amigos, aunque en algunos casos sólo se de a nivel superficial. De esta manera, se mantiene en contacto y refresca sus relaciones personales.
  • Como un hábito de relajación o catarsis. Por ejemplo, revisar las redes sociales durante un descanso en el trabajo.
  • Para construir una base de conocimientos, ideas o aficiones y ser alimentado de forma recíproca por iguales. De esta manera, mantenemos un aprendizaje constante y reforzamos nuestra identidad en la medida que discutimos e intercambiamos información sobre nuestros gustos, aficiones o incluso, hasta nuestras posturas políticas.

Del último punto que señala el estudio del Harmony Institute cabe preguntarnos si las redes sociales pueden generar movimientos sociales o sólo son una especie de catarsis de los problemas que aquejan a la población. Podríamos afirmar que los medios sociales por sí mismos no pueden generar movimientos, pero sí son una plataforma idónea para su gestación, ya que pueden canalizar la opinión pública, ampliar el alcance y difusión de ideas y, sobre todo, unir a grupos que, por su condición geográfica o ideológica, se desconocían entre sí.

A partir de esa reflexión hice una pequeña lista de movimientos sociales que me parecen muy significativos en el uso de plataformas digitales de interacción social para organizarse y generar acciones en el mundo físico.

 

1. EZLN: Quizás una de los puntos que más sorprendió a los mexicanos de mediados de los noventa fue que, aparte del alzamiento, los rebeldes utilizaran de una forma muy activa e inteligente los nacientes medios digitales de aquel entonces. A partir del uso de blogs, páginas de Internet y foros de discusión, el EZLN logró llamar la atención del mundo sobre el conflicto chiapaneco.

 

2. La batalla de Seattle: El 29 de noviembre de 1999 inició en Seattle una serie de manifestaciones en contra de la cumbre de la Organización Mundial del Comercio, en la que participaron grupos muy diversos, tales como sindicatos o ambientalistas, que identificaban a la OMC como un enemigo común. Durante 3 días los miles de participantes pudieron organizarse a través de SMS, blogs y diferentes foros de discusión. Cabe señalar que el ex presidente Zedillo bautizó a los manifestantes como “globalifóbicos”.

 

3. Internet necesario: Quizás uno de los primeros movimientos sociales mexicanos que nacieron de la red. En 2009 el Congreso mexicano analizaba la posibilidad de subir los impuestos a las telecomunicaciones; entre estas cargas fiscales se encontraba un impuesto al uso de Internet. Sin embargo, académicos y usuarios de Twitter comenzaron a protestar a través del hashtag #internetnecesario, que se viralizó casi inmediatamente. Poco tiempo después, tuiteros y legisladores realizaron una serie de encuentros en los que se acordó eliminar dicho impuesto.

 

4. Kony 2012: En marzo de 2012, la organización Invisible Children logró poner a Uganda en la opinión pública mundial a través de un emotivo documental llamado Kony 2012. En el filme de 29 minutos se expone de forma muy clara la situación de los niños en Uganda y Sudán con relación al Ejército de Resistencia del Señor y su líder, Joseph Kony. Kony 2012 es, quizás, uno de los videos que se viralizaron más rápido en Internet (en menos de 10 días había llegado a 100 millones de vistas) y obligaron al gobierno de Estados Unidos a pronunciarse al respecto.

 

5. YoSoy132: EL movimiento estudiantil cuyas principales acciones se dieron en el marco de las campañas presidenciales de 2012, nació y se organizó principalmente a través de las redes sociales. El famoso hashtag #YoSoy132 logró reunir a miles de universitarios que proclamaban un uso mucho más democrático de los medios de comunicación a favor de todos los candidatos. Es de notar que su poder de convocatoria fue muy amplio, pues lograron movilizar a miles de personas en varias manifestaciones que se organizaron sólo por las redes sociales.

 

Como en cualquier otra lista, se quedan fuera muchos otros movimientos que se han creado y organizado a través de las redes sociales; sin embargo, lo más importante es destacar que dichas plataformas se convierten en herramientas cada vez más necesarias en las movilizaciones sociales de todo el mundo. Habrá que estudiar con mayor profundidad esta relación. Algo podremos aprender.

 

 

Contacto:

Twitter: @sincreatividad

 

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.