La presidenta de la Fed de Kansas asegura que comprar menos bonos podría ser una apropiado próximo paso para la política monetaria de Estados Unidos.

 

Reuters

 

PUBLICIDAD

SANTA FE, EU – Desacelerar el ritmo de las compras de bonos por parte de la Reserva Federal no significaría endurecer la política monetaria estadounidense y ayudaría a quitarle a los mercados financieros su dependencia del dinero ultra fácil del banco central, dijo el martes una importante autoridad.

La presidenta de la Fed de Kansas City, Esther George, quien aseguró que apoya desacelerar el ritmo de compras como un “apropiado próximo paso para la política monetaria”, ha sido una constante crítica del programa y ha votado en contra de él en todas las reuniones de la Fed este año.

“La historia sugiere que esperar demasiado para reconocer los progresos de la economía y preparar a los mercados para políticas más normales no implica menos riesgos que endurecer demasiado pronto”, afirmó en comentarios preparados para entregar en un almuerzo, pero que no pudo realizar debido a que no se sentía bien.

“Una desaceleración en el ritmo de compras podría ser vista como aplicar menos presión sobre el pedal del acelerador, en vez de pisar el freno. Ajustes hoy día pueden tomar un ritmo moderado mientras se despliega el progreso en la economía”, dijo George.

 

Siguientes artículos

Ajuste fiscal ‘hirió’ a la economía estadounidense: FMI
Por

Christine Lagarde, titular del Fondo Monetario Internacional (FMI) afirma que el desempeño de los indicadores se ha vist...