A casi una semana de parar varias unidades en la refinería de Cadereyta, Petróleos Mexicanos (Pemex) anunció que este lunes se reanudó parcialmente las operaciones.

A través de su cuenta de Twitter, la empresa productiva del Estado confirmó esta medida:

Por separado, un portavoz de Pemex dijo que la refinería Héctor R. Lara Sosa –ubicada en Nuevo León y con capacidad para procesar 275,000 barriles por día (bpd) – ya había comenzado a producir gasolinas, esto luego de que el martes enfrentó problemas en el suministro de agua a sus calderas.

Cabe recordar que por este cierre temporal Pemex se vio obligada a importar una cantidad adicional de combustible, que de acuerdo a cálculos preliminares debería importar entre 50,000 y 100,000 barriles de combustible extra para hacer frente a la situación.

Esto se derivó de la reducción en el caudal de un río cercano, que impide el enfriamiento de las calderas del complejo, por lo que Pemex solicitó a sus proveedores el adelanto de la entrega de gasolina y diesel; además de dicha importación.

Hasta el momento, Pemex no precisó cómo había solventado el problema en el suministro de agua a las calderas.

 

Siguientes artículos

stop-and-shop-getty-images
Royal Ahold y Delhaize reciben la aprobación para su fusión
Por

El acuerdo por 29,000 mdd recibió el visto bueno de la Comisión Federal de Comercio, y es la más reciente compra en una...