El senador David Penchyna, presidente de la comisión de Energía de la Cámara alta, dijo que esperaba que los legisladores se reunieran en las próximas horas de este día o mañana para discutir el proyecto de ley que pretende impulsar la producción de hidrocarburos en México.  

 

Reuters

 

PUBLICIDAD

MEXICO DF  – El Congreso mexicano se apresta a iniciar esta semana las discusiones de una controversial reforma energética que constituye el corazón de una agenda de iniciativas económicas lanzadas por el Gobierno para apuntalar la estancada producción de hidrocarburos del país.

El senador David Penchyna, presidente de la comisión de Energía de la Cámara alta, dijo que esperaba que comisiones de legisladores se reúnan en las próximas horas para comenzar a discutir un proyecto de ley que contiene cambios constitucionales, los cuales han sido duramente criticados por partidos de izquierda.

“Podemos iniciar hoy la instalación de comisiones o mañana para poder presentar un proyecto de dictamen para que se discuta con amplitud”, dijo el legislador oficialista.

El Senado dio el miércoles en la madrugada la aprobación final a una reforma política que la oposición exigía como condición para iniciar las discusiones del controversial proyecto energético.

El gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el opositor Partido Acción Nacional (PAN) han estado negociando la reforma energética para permitir la entrada de capitales privados locales y extranjeros en actividades que hasta ahora han sido reservadas al Estado, así como la propiedad de los hidrocarburos.

Mientras el PAN propuso un esquema de concesiones, el PRI planteó uno de ganancias compartidas en los rubros de petróleo y gas. Para las corrientes de izquierda ello significa privatizar los recursos del Estado.

Algunos legisladores han dicho en privado que la reforma final podría permitir desde esquemas de ganancias compartidas hasta producción compartida, dependiendo de qué se vaya a explotar cuando se hagan las licitaciones.

“Las cosas van por el camino correcto (…) y confío con toda seriedad que vamos a alcanzar el número de votos suficientes, necesarios para hacer una reforma (…) constitucional en materia energética”, agregó Penchyna.

El dictamen de proyecto de reforma debe ser aprobado primero por las comisiones para luego pasar al pleno del Senado. De allí pasaría a comisiones de diputados y luego al pleno. Posteriormente debe recibir el visto bueno de la mayoría de los 31 congresos estatales.

El Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto aspira tener el visto bueno del proyecto este mes para poder comenzar a hacer las primeras licitaciones en el 2014.

 

Siguientes artículos

México, fuera del calendario 2014 de la F1
Por

Los otros dos lugares que no figuraron en el programa dado a conocer el miércoles por la Federación Internacional del Au...