Jaime González Aguadé, Presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, señaló durante la Convención Bancaria de la ABM, que la dependencia está lista para acatar nuevos lineamientos y ejercer nuevas facultades contenidas en la reforma financiera.

 

ACAPULCO, GUERRERO – Como parte de los esfuerzos para ejecutar  los compromisos 62 y 63 del pacto por México, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores ya está lista para acatar los nuevos lineamientos y ejercer nuevas facultades contenidas en la reforma financiera, así lo adelantó el titular de la dependencia, Jaime González Aguadé.

Durante su participación en las sesiones de la 76 Convención Bancaria, el funcionario detalló que la actual administración busca redefinir las oportunidades de expansión crediticia, para lo cual, la reforma financiera plantea una regulación efectiva y de vanguardia a través de dos ejes clave para la comisión: la normatividad prudencial y la supervisión del sector financiero.

PUBLICIDAD

“La CNBV tendrá como prioridad la pronta adopción e implmentación de la regulación aplicable, así como instrumentar eficazmente sus nuevas facultades”, dijo.

Explicó que a través de los años, los cambios regulatorios han permitido tejer una amplia red de sucursales y corresponsales. Además de que bajo la actual normativa se autorizó la puesta en marcha de 16 nuevas instituciones, las cuales, presentan un crecimiento de 84% desde 2007, mientras que el crecimiento de los bancos consolidados se mantuvo a un ritmo de 5%.

“La implementación de los cambios normativos realizados en el pasado permitió un sistema robusto, rentable y bien capitalizado, que permitió una tasa anual constante de crecimiento de 6.3%”, detalló.

Banqueros, funcionarios públicos y titulares de dependencias han mencionado que la reforma financiera contiene iniciativas para dar más facultades a los reguladores y supervisores. En el caso de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, se prevén medidas que modifiquen las normas vigentes para la operación de grupos financieros, uniones de crédito, Sofomes.

Asimismo , la reforma podría plantear la facultad de que la CNBV imponga medidas para que las instituciones de crédito canalicen mayores recursos al financiamiento, entre las que se incluyen límites a las operaciones con valores que realicen los bancos por cuenta propia, así como límites diferenciados dependiendo del tipo de valor con que operen.

Al respecto, Fernando Aportela Rodríguez, Subsecretario de Hacienda y Crédito Público, explicó que la reforma financiera contiene dos ejes un marco legal, que incluye la revisión de los procesos de ejecución de garantías, y mayores facultades para la banca de desarrollo.

Explicó que para que el sistema financiero mexicano permanezca sólido, la nueva regulación debe contemplar principios para generar una mayor competencia buscando siempre mantener la prudencia financiera, que es el factor que dota a los bancos de mayor fortaleza.

“Estamos convencidos de que los trabajos serán exitosos y trascendentes, pues el fin último de la reforma es fortalecer al sistema y detonar la competencia, poner la reforma en marcha es un compromiso de todos y lo hemos asumido correctamente”, añadió Aportela.

 

Siguientes artículos

“No podemos ser complacientes”: Carstens
Por

El gobernador el Banco de México advirtió de una posible reversión súbita de capitales en países emergentes, como México...