La propuesta prevé aumentar la recaudación en un 1.4% del PIB, además del otorgamiento de cobertura social, seguro de desempleo y pensión universal; el esquema entregado al congreso plantea  la eliminación del IETU, IDE y la desaparición del régimen de consolidación fiscal para empresas.

 

 

 

PUBLICIDAD

El proyecto de reforma fiscal presentado este domingo por el presidente Enrique Peña Nieto propone un aumento a la tasa de Impuesto sobre la renta (ISR) que colocará al impuesto en una carga de 32% para las personas físicas con ingresos superiores a 500 ,000 pesos.

Asimismo, propone la eliminación del Impuesto a Depósitos en Efectivo (IED) y el Impuesto Empresarial a Tasa Única (IETU).

El secretario de Hacienda, Luis Videgaray, detalló que la reforma se compone de11decretos y una propuesta de reforma constitucional a los artículos 4 y 123, así como la creación de cuatro nuevas leyes, la abrogación de dos leyes y la modificación de 15 ordenamientos legales.

Durante la presentación, el Presidente Enrique Peña Nieto detalló que la propuesta plantea la modificación de artículos constitucionales para otorgar cobertura de salud y pensión universal como un derecho inherente a todos los mexicanos.

“Esta medida tiene como propósito transitar de la seguridad social como prestación laboral a la seguridad social como derecho humano, dejar atrás el enfoque asistencialista. La reforma permitirá que las personas de 65 años o cuenten con  un ingreso básico, se trata de un principio básico de solidaridad”, señaló

Adicionalmente, se creará en México el seguro de desempleo que otorgará a los trabajadores formales el 50% de su sueldo durante cuatro meses si pierden su empleo, y después otorgará un salario mínimo durante dos meses para alcanzaruna cobertura total de seis meses. Datos de la OCDE arrojan que el 78% de los desempleados ganan menos de 4 salarios mínimos.

Peña Nieto explicó que la reforma fiscal no plantea un impuesto a insumos básicos pues tendría efecto adverso en consumo y bienestar de la población con menores ingresos.

“La propuesta no tendrá IVA en alimentos y medicinas. Es una decisión socialmente justa y económicamente responsable. La tasa se mantendrá en 16% ; y continuarán exenciones a servicios médicos transporte urbano, libros y revistas. Pagarán más los que más ganen, de tal forma que habrá impuestos sobre las ganancias que se pagan a los dueños de empresas por utilidades obtenidas en la Bolsa de Valores”, señaló.

La reforma plantea la eliminación de tres cuartas partes de los tratamientos especiales y la mitad de los regímenes especiales.

De acuerdo con el compromiso 72 del pacto por México se eliminará el régimen de consolidación fiscal para empresas y el Impuesto Empresarial a Tasa Única (IETU), así como el Impuesto a Depósitos en Efectivo (IDE).

Como parte de la reforma se busca facilitar el pago de impuestos con una nueva ley del ISR en la que la normatividad para este impuesto pasará de 295 artículos a 186.

Se prevé que con estas medidas los emprendedores reduzcan a la mitad tempos y cálculos contables para la declaración, además, el SAT estará obligado a ofrecer sistema digital abierto y gratuito para personas físicas y pequeñas empresas.

 

Siguientes artículos

¿Cuánto cuesta el regreso de la F1 a México?
Por

Los mexicanos buscan un Gran Premio de F1 para sentir un poco más de vértigo del que ya obtienen gracias a las destrezas...