Especialistas de la firma consideran que la iniciativa presentada por el Ejecutivo desincentivaría el crecimiento y el empleo.

 

Las distintas disposiciones que están contempladas en la reforma fiscal, propuesta por el Ejecutivo, como el incremento de impuestos que afectarán a empresas y a la clase media, además de medidas de fiscalización sin posibilidad de defenderse van a restar competitividad a México con respecto a los demás países, aseguraron especialistas de la firma Ernst & Young.

A nivel de empresas, con el Impuesto Sobre la Renta (ISR) y el gravamen de 10% que se propone sobre los dividendos, las compañías pueden pagar hasta el 37% de sus utilidades en impuestos, lo cual puede restarles competitividad.

PUBLICIDAD

“Cuando la tendencia mundial es bajar impuestos, cuando en el Congreso de Estados Unidos se está pensando en reducir su tasa de impuestos del 35% al 25%, porque piensan que no es competitiva, en México se piensa subir la tasa del 30% al 37%. Esto va a tener una repercusión clara en la Inversión Extranjera Directa que México va a captar, comentó Alfredo Álvarez, socio de impuestos de E&Y México, en conferencia de prensa.

Por su parte, Enrique Ramírez, también socio de la firma especializada, indicó que con la reforma también se le están dando facultades a Hacienda y al Servicio de Administración Tributaria (SAT), facultades con las que pueden fiscalizar de forma más agresiva al contribuyente sin respetar sus garantías, y consideró que los juicios de amparo ya no serán efectivos.

“En todos los años que llevo trabajando en esto, no he visto una reforma que vaya más contra el crecimiento y contra el empleo como ésta. Lo ideal era ir por los impuestos al consumo y lo que se hace es gravar más a los que siempre hemos pagado”, agregó.

 

Clase media

Los especialistas de la firma también indicaron que los incrementos en impuestos a la clase media (IVA en colegiaturas, compra, venta o renta de casas y menos posibilidades de deducciones), puede resultar 30% más alto si se compara con otros países, sobre todo Estados Unidos, con mejores servicios públicos.

“Se le está pegando al sustento. El vivir nos está costando ahora 16% más.  Mucha gente logró hacerse de su casa, no sólo los ricos, y se está gravando el ahorro que se hizo para tener una casa. Esto es grave”, agregó Enrique Ramírez.

En cuanto al IVA a colegiaturas, el especialista señaló que puede ser un doble impacto, pues en la reforma fiscal también se propone cobrar ISR a las instituciones de enseñanza privadas, por lo que también subirán el monto que cobran.

 

Siguientes artículos

JPMorgan, ultra optimista sobre la reforma energética
Por

Dar por descontados a México y América Latina sería un error, afirma el CEO de JPMorgan Chase para la región, quien se m...