Al igual que en otras industrias, en el mundo de los videojuegos también existen autores de nicho. Si bien éstos pueden alcanzar el estatus de culto, eso no significa que la opinión sea unánime, pues también habrá usuarios que proactivamente rechacen sus obras. Un buen ejemplo de esto es el legendario desarrollador japonés Goichi Suda (también conocido como Suda51) que, ya sea como director, escritor, o productor ha, sido la fuerza creativa detrás de juegos como Killer7, Shadows of the Damned, Lollipop Chainsaw, Killer is Dead, y No More Heroes.

Esta última franquicia regresa de la mano de Nintendo con una nueva entrega llamada Travis Strikes Again: No More Heroes, desarrollada por el estudio japonés Grasshopper Manufacture, en exclusiva para el Nintendo Switch. Este juego no es exactamente una secuela, sino un spin-off de la serie principal, siendo más corto de un videojuego AAA estándar.

Este juego es un collage meta narrativo con mecánicas hack and slash. Travis Strikes Again: No More Heroes es bastante similar a sus dos predecesores, batallas incesantes usando una espada láser y una historia absolutamente disparatada. En esta nueva aventura seguimos de nuevo al protagonista de la serie, Travis Touchdown, un joven norteamericano fanático del anime y los videojuegos, que se vio forzado a entrar al mundo de los asesinos elite. Ahora Travis, en medio de su retiro como asesino profesional, es atacado por Badman, el padre de una de sus víctimas, pero sufren un accidente y los dos terminan dentro de una consola de videojuegos llamada Death Drive MK-II.

Debido a esto tendremos que recorrer seis diferentes mundos que en realidad son los videojuegos a los cuales entraron Travis y Badman, su antagónico. Podemos escoger entre los dos personajes para avanzar, o incluso jugar en modo cooperativo con un amigo, lo cual es incluso fácil en el modo portátil del Switch, ya que cada uno puede usar un Joy-Con.

Foto: Grasshopper Manufacture.

Al ser un título hack and slash, tendremos que enfrentarnos a un gran número de enemigos al mismo tiempo, que normalmente aparecen por hordas. Los movimientos básicos de Travis se basan en ataques con su sable laser, que requiere entender los ritmos del juego para tener éxito; por su lado, Badman, usa un bate de madera ya que es un ex beisbolista profesional, pero el sistema de ataques es bastante similar. Además de los movimientos con espada, vamos adquiriendo chips de habilidades, que nos permiten usar distintos poderes especiales, como disparos láser o telequinesis, que en combinación permiten al jugador desarrollar un estilo de juego propio.

Otro elemento importante en el ritmo de juego es la recarga de la espada de Travis, ya que conforme la vamos usando pierde energía, por lo que después de un número de golpes, necesitaremos recargarla; este proceso implica el buscar un lugar para dejar de atacar y recargar por unos segundos, lo cual nos hace vulnerables y rompe el ritmo de los ataques, obligando al jugador a ser estratégico en sus movimientos.

Foto: Grasshopper Manufacture.

Los juegos de Suda tienen una estética bastante particular, con una clara inclinación hacia el mal gusto y la exageración. Éste es uno de los elementos que hacen que la gente los ame o los odie, sin tener puntos medios. Además, hay un alto valor de shock en las historias y en el nivel de violencia, así como diálogos irreverentes y autoconscientes. Este último elemento es mucho más presente en Travis Strikes Again: No More Heroes debido a que se trata de videojuegos dentro de los videojuegos: ya a que Travis es un fan de los juegos independientes, así como de los clásicos, es consciente de la situación a la que se enfrentan y constantemente está atravesando la cuarta pared.

Por esto es que el juego se vuelve una especie de pastiche que hace homenaje a la historia de los videojuegos. Travis Strikes Again: No More Heroes es el videojuego post moderno por excelencia, al hacer auto crítica mientras celebra a los héroes personales de su autor. Uno de los detalles que más hicieron ruido mediático durante su campaña es que el protagonista del juego usa distintas camisetas que promocionan videojuegos independientes, como Hyper Light Drifter, Hollow Knight, e incluso Mulaka, lanzado el año pasado por el estudio mexicano Lienzo.

Foto: Grasshopper Manufacture.

Definitivamente el aspecto más llamativo de Travis Strikes Again: No More Heroes es su hilarante y exagerada historia, que además cuenta con un estilo visual impecable con animaciones en estilo cel shading; sin embargo, también es un título divertido y bastante adictivo, que se reinventa cada tanto con minijuegos o situaciones inesperadas y cambios de mecánicas. Ya que no es una secuela completa y que no es de mundo abierto como sus antecesores, es de una duración mucho menor; el juego principal se puede hacer en un día. Aunque el precio del título es menor al de uno AAA completo, sigue siendo algo alto; al menos, la versión física incluye la descarga futura de nuevo contenido que llegará en forma de DLC.

Travis Strikes Again: No More Heroes es bastante diferente del tipo de juegos que estamos acostumbrados a ver en el Nintendo Switch, ya que está dirigido a los adultos. Es una interesante adición al catálogo de esta consola que requiere apelar a las audiencias menos familiares para competir con PlayStation y Xbox. Ciertamente, es un juego difícil de digerir, pero quienes busquen algo alternativo e hilarante, encontrarán en este título una opción interesante.

Foto: Grasshopper Manufacture.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @IrvingPeres

Podcast: El Beastcast

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

El (re)estreno de ‘Un lugar llamado Chiapas’
Por

A 25 años del surgimiento del EZLN, la Filmoteca de la UNAM “estrenará” una versión restaurada de uno de los documentale...