Reuters.- El plan de Siemens y de Alstom para crear un gigante ferroviario franco-alemán enfrentará a un veto de los reguladores antimonopolio de la UE, porque las concesiones de las compañías no fueron suficientes, dijeron este viernes personas familiarizadas con el asunto.

La unión crearía la segunda empresa ferroviaria más grande del mundo con ingresos de unos 15,000 millones de euros (17,500 millones de dólares), aproximadamente la mitad del tamaño de la estatal china CRRC Corp Ltd, pero el doble del tamaño de la canadiense Bombardier.

Alemania y Francia apoyan el acuerdo que, han dicho, ayudará a garantizar la competitividad de la industria ferroviaria europea. Sin embargo, la comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, dijo que Europa no puede construir campeones industriales socavando la competencia.

El conglomerado alemán ha ofrecido licenciar partes de su negocio de trenes de alta velocidad y vender partes de sus operaciones de señalización, luego de que la Comisión Europea expresó preocupación.

PUBLICIDAD

Siemens había ofrecido inicialmente compartir su tecnología de trenes de alta velocidad, que permite a los trenes viajar a más de 250 kilómetros por hora durante cinco años con terceros. Sin embargo, el guardián de la competencia de la UE quería una duración más larga, una demanda que la compañía rechazó.

También había problemas de competencia respecto del poder de mercado de las empresas en material rodante y señalización. La Comisión y Siemens no quisieron hacer comentarios.

Siemens se apunta para construir un Tren Maya inteligente

 

Siguientes artículos

Este es el #10YearsChallenge de los millonarios de Forbes
Por

¿Cómo han madurado los millones de los top 10 más ricos de 2018 según Forbes? ¿Habrán crecido? ¿Hay nuevos players entre...