Reuters.- Reino Unido no ofrecerá una cifra o fórmula respecto a cuánto cree que debe pagar a la Unión Europea, dijo el domingo el ministro del “Brexit”, David Davis, después de que el bloque exigió que Londres divulgue su enfoque respecto al costo final para destrabar negociaciones.

Sin movimientos en las negociaciones para poner fin a más de 40 años de unión, Reino Unido podría incumplir un plazo de diciembre para hacer que las conversaciones pasen a una discusión sobre futuros vínculos comerciales, que las empresas afirman que es vital para que puedan tomar decisiones sobre inversiones.

Ambas partes están frustradas por la falta de avances y la semana pasada el negociador de la Unión Europea, Michel Barnier, dijo que Reino Unido tenía dos semanas para decir hasta qué punto “honrará sus obligaciones” para romper el estancamiento.

Pero Davis declaró a Sky News que la Unión Europea acordó que Reino Unido no necesitaba ofrecer “un número o una fórmula” para el acuerdo financiero cuando Londres aceptó el calendario del bloque para las negociaciones, que consistían, primero, en una discusión sobre el divorcio y en segundo lugar, en discusiones sobre vínculos futuros.

PUBLICIDAD

“En cada negociación, cada parte trata de controlar el calendario. El verdadero plazo para esto es, por supuesto, diciembre”, comentó Davis, en referencia a la próxima cumbre de la Unión Europea que tendrá lugar en Bruselas entre el 14 y el 15 de diciembre, cuando Reino Unido espera que el bloque lance la siguiente fase en las negociaciones.

“(Los contribuyentes británicos) no querrían que yo simplemente acepte y dé miles de millones de libras. De modo que hemos sido muy, muy cuidadosos y está tomando tiempo y nos tomaremos el tiempo de encontrar la respuesta correcta”, sostuvo.

La primera ministra Theresa May dice que no puede ofrecer una cifra para el acuerdo financiero hasta que su Gobierno sepa cuál va a ser la relación futura con la Unión Europea.

La llamada cuenta del Brexit no es el único obstáculo difícil en las negociaciones. Ambas partes también tienen que llegar a un acuerdo sobre la frontera de Reino Unido con Irlanda, que es miembro de la Unión Europea, algo que funcionarios irlandeses afirman que aún está lejos de resolverse.

El primer ministro irlandés, Leo Varadkar, dijo que no amenazará con usar un veto a las negociaciones del Brexit “en esta etapa”, pero Dublín ha llamado a Londres a que vaya más allá de su promesa de que no volverá una frontera “dura” entre Irlanda e Irlanda del Norte.

 

Siguientes artículos

Terremoto sacude el norte de Irak y la frontera con Irán
Por

El epicentro se ubicó en Penjwin, en la provincia de Sulaimaniyah, muy cerca a la frontera con Irán, según un funcionari...