El cierre de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) entre Estados Unidos, México y Canadá podría demorar todavía más, luego de que la administración de Donald Trump anunció que tanto el gobierno mexicano como el canadiense deberán pagar aranceles de 25% a las importaciones de acero y del 10% para el aluminio.

“Lo que más nos preocupa ante esta situación y medida unilateral es el mensaje que manda el gobierno norteamericano, pues distanciará más las posibilidades de llegar a un cierre del tratado en las próximas semanas como todavía teníamos esperanzas antes del 1 de julio”, dijo Luis Aguirre Lang, presidente de la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación (INDEX), en conferencia telefónica.

Aguirre señaló que se trata de una medida de Trump para ejercer presión política hacia México como parte de la renegociación del acuerdo comercial.

“Todo el sector privado respaldamos las sanciones que está imponiendo nuestro gobierno y rechazamos las medidas proteccionistas contra socio comercial como México. Estas medidas lo único que generan es encarecer al consumidor final y a los productos que manufacturamos entre las tres naciones”, comentó el ejecutivo.

PUBLICIDAD

De igual manera, el especialista afirmó que las medidas que está aplicando el gobierno norteamericano -con base en los números del intercambio comercial entre México y Estados Unidos- tienen un impacto menor, de aproximadamente 2% en el intercambio comercial dentro del sector industrial, que anualmente llega a los 350,000 millones de dólares.

“Tengo la seguridad de que estaremos sorteando exitosamente estas medidas y estaremos buscando que la industria de exportación no se vea afectada de manera directa con estas sanciones arancelarias”, añadió.

Por otra parte, la Cámara Nacional de la Industria del Hierro y del Acero (CANACERO) expresó su rechazo, preocupación y decepción, así como la demanda acciones recíprocas inmediatas por parte del gobierno mexicano, tal como ya lo ha adelantado la Secretaría de Economía.

“Acorde a un principio de completa reciprocidad, las decisiones que México adopte deben contemplar una medida espejo, considerando los mismos productos y los mismos aranceles, sin excepciones. Una decisión menor sería inaceptable”, manifestó la Canacero.

Al mismo, la Cámara Nacional de la Industria del Aluminio (CANALUM) rechazó la medida y advirtió que ésta tendrá un impacto importante en el consumidor final de Estados Unidos, pues los costos se trasladarán.

Te recomendamos: México contraataca: impone aranceles al acero y alimentos de EU

 

Siguientes artículos

Rechazo total de empresarios del aluminio ante aranceles de Trump
Por

La Cámara Nacional de la Industria del Aluminio (CANALUM) rechazó la medida del gobierno de Estados Unidos de aplicar el...