Tonatiuh Guillén, jefe del Instituto Nacional de Migración (INM) de México, renunció este viernes por “motivos personales”, informó el vocero de la Secretaría de Gobernación, Héctor Gandini.

De acuerdo con un comunicado, el propio funcionario presentó su renuncia en un oficio dirigido al presidente Andrés Manuel López Obrador.

Guillén agradeció el apoyo de Olga Sánchez Cordero, titular de la Secretaría de Gobernación, así como a Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos.

Producto de un acuerdo con Estados Unidos, el gobierno de México cumple actualmente un plazo de 45 días para demostrar la efectividad de medidas aplicadas en su frontera sur para frenar el flujo de migrantes, principalmente centroamericanos, a cambio de que la administración de Donald Trump desista de imponer aranceles a los bienes mexicanos.

Esta mañana, el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard, llamó a la comunidad internacional a comprometerse y apoyar en las acciones emprendidas por México en materia de migración, porque es obligación de todos y “ahora es cuando”.

En la conferencia de prensa matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador, el canciller subrayó que aunque México debe regular los flujos migratorios de acuerdo con la ley, es necesario el apoyo internacional para poner en marcha el Plan de Desarrollo Integral para Centroamérica y que “no nos dejen solos”.

Con información de Reuters

Lee también: 

‘No nos dejen solos’: pide Ebrard apoyo internacional para atender migración

 

Siguientes artículos

Si es necesario, hacemos mexicanos a los niños migrantes: AMLO
Por

El presidente AMLO instruyó a atender tanto en la frontera norte como en el sur a los niños migrantes que viajan solos....