Hope Hicks, una de las piezas claves y de la gente necesaria, más antiguas y de mayor confianza del presidente Donald Trump, renunció a su trabajo como directora de comunicaciones de la Casa Blanca.

Lee también Trump pide proyecto de ley sobre armas tras tiroteo en Florida

La Casa Blanca lo anunció después de que Hicks, de 29 años, pasara nueve horas en una audiencia cerrada del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, tratando el tema de una investigación sobre la intromisión rusa en el 2016 en Estados Unidos.

La partida exacta de Hicks no está clara, pero se espera que sea en las próximas semanas.

PUBLICIDAD

Como asistente por única vez de la hija de Trump, Ivanka Trump, y sin experiencia previa en política, Hicks fue una de las primeras personas contratadas por el empresario de Nueva York cuando comenzó su campaña para la presidencia.

Los asistentes en la audiencia dijeron que ella se había acercado al presidente y le había dicho que quería irse para poder comenzar a explorar oportunidades fuera de la Casa Blanca.

 

Siguientes artículos

Dick’s retirará rifles de asalto después de vender arma a tirador de Florida
Por

La empresa sugirió al gobierno de EU prohibir armas de fuego de estilo asalto y aumentar a 21 años la edad mínima para c...