Todas las empresas y personas físicas que generaron ganancias están obligadas a repartir el 10% de las utilidades entre sus trabajadores a más tardar el 29 de junio. 

 

La Procuraduría Federal de Defensa del Trabajo (Profedet) explica que el reparto de utilidades es el “derecho constitucional que tiene el trabajador a participar en las ganancias que obtiene una empresa o patrón por la actividad productiva o los servicios que ofrece en el mercado, de acuerdo con su declaración fiscal”.

PUBLICIDAD

El organismo detalla en su página oficial que por ley este pago se debe realizar a más tardar el 30 de mayo en el caso de los trabajadores que laboran para una persona moral (empresa), o bien, si se trabaja para una persona física (patrón) se deberá recibir máximo el 29 de junio.

 

¿Para qué trabajadores es aplicable?

La Profedet expresa que el reparto de utilidades es aplicable a los trabajadores que hayan laborado por lo menos 60 días en empresas cuyas utilidades netas fueron de 300,000 pesos o más, según su declaración fiscal 2014, y que tengan más de un año en funcionamiento.

Bajo estas condiciones, los trabajadores tendrán derecho al reparto de utilidades, aunque ya no laboren en la empresa en cuestión o si tenían contrato por obra determinada.

Para el caso de aquellos que no aplica el reparto de utilidades, la Procuraduría dice que se exenta a los trabajadores domésticos; directores, administradores y gerentes generales; profesionistas, artesanos, técnicos y otros que, atrapes del pago de honorarios, presten sus servicios sin existir una relación de trabajo subordinado con el patrón.

De acuerdo a la Ley Federal del Trabajo (LFT), si el trabajador no recibe esta prestación o se le paga de forma incompleta, tiene el plazo de un año, contado a partir del día siguiente a la fecha límite establecida para reclamar el pago de las utilidades.

 

Algunas recomendaciones

A continuación, te compartimos algunas recomendaciones para que le saques el mayor provecho a tus utilidades, según la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

  1. Sácales provecho. Las utilidades representan un ingreso extra del que puedes sacar provecho; procura emplearlo en el fortalecimiento de tu patrimonio o la protección de tu familia.
  2. No te quedes con dudas. Se recomienda que si tienes algún tipo de adeudo en tarjetas de crédito, emplees la mayor cantidad de dinero en la que tenga el Costo Anual Total (CAT) más alto, con el propósito de que la deuda se quede con el menor costo posible.
  3. Inicia un plan de inversión. Busca opciones de inversión como las que ofrecen las Sociedades de Inversión, esto te ayudará a fortalecer o iniciar algún plan de inversión.
  4. Analiza otras opciones. Realizar aportaciones voluntarias en la cuenta individual que administra tu Afore, te ayudará a tener mayores rendimientos.
  5. Busca asesoría. Si tienes dudas o algún problema en la repartición de tus utilidades, acércate al área de recursos humanos de tu empresa o puedes

 

Siguientes artículos

Monsanto ya tiene competidor para adquirir a Syngenta
Por

BASF está hablando con ejecutivos de bancos de inversión sobre la posibilidad de una oferta por Syngenta.